Domingo, 18 Septiembre, 2011 - 14:46

Hasta 25 Km entre escuelas
Todos enojados por cambios de lugares de votación

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Sáenz Peña | La zona rural de Bajo Hondo fue escenario de quejas interminables por parte de referentes de las distintas fuerzas políticas y de los propios votantes. La razón: la "arbitraria decisión" de la Justicia Electoral de "cambiar las escuelas según el género", lo que obliga a los vecinos a trasladarse hasta 25 Km. por caminos en mal estado.

El abundante registro pluviométrico registrado en la víspera no impidió que los habitantes de Bajo Hondo se apretaran a cumplir con la jornada cívica de la fecha. Grande fue la sorpresa cuando se enteraron de que "por cuestiones extrañas e incomprensibles", la Justicia Electoral Provincial resolvió separar las escuelas por género.



Los referentes políticos de los distintos partidos manifestaron su disconformidad por una medida absolutamente arbitraria y que lo único que generó fue el enojo del elector rural.



Dirigentes del PJ y los propios votantes manifestaron su malestar por la forma en que la Justicia electoral hizo la distribución de las mesas. Se quejaron porque tradicionalmente en la escuela rural N° 233 del Circuito 87 votaban los electores masculinos; y en la Escuela N° 415, también de la zona rural y del mismo Circuito, votaban las mujeres.



En esta oportunidad sin previo aviso, y con un desconocimiento total del esfuerzo que deben realizar los electores para emitir sus votos, incomprensiblemente cambiaron el ámbito de votación de los electores de la zona rural termal. Los que votaban en la escuela femenina, se encontraron que debían votar en la masculina y viceversa.



Carlos Ayala uno de los dirigentes del Frente Chaco Merece más lamentó que esto haya ocurrido en la zona rural, “son decisiones que afectan a los electores, deberían verificar los datos, levantarse de sus comodos sillones y corroborar los datos de las escuelas”.



El mayor inconveniente y la queja recurrente es porque existe una distancia aproximada de 25 km. entre Escuela y Escuela, lo que generó una importante molestia entre los electores que se vieron sorprendidos porque en las Escuela donde tradicionalmente votaban fueron cambiadas.