Viernes, 16 Septiembre, 2011 - 13:08

Apuntó a su intimidad sexual
Berlusconi dijo que Merkel es una "culona inchiavabile"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El primer ministro de Italia habría realizado un comentario muy desafortunado sobre su homóloga de Alemania, según la prensa de su país. "Inchiavabile" traducido al español sería: "con la que no habría manera de tener sexo".  Allí se especula sobre las consecuencias que pueden derivarse de este percance.

Ha sido el diario italiano Il Fatto Quotidiano el que desveló la temida frase, culona inchiavabile, que el primer ministro Silvio Berlusconi soltó sobre la canciller Angela Merkel en una conversación telefónica grabada.



Según cuenta el diario, Berlusconi conversaba con Tarantini, director del periódico Avanti (propiedad del primer ministro), cuando a éste no se le ocurrió otra cosa que soltar, de manera bastante vulgar y con sólo dos palabras, que la canciller alemana era "una culona con la que no habría manera de tener sexo".



Los rumores en il Quirinale, sede del Gobierno italiano, comenzaron a circular antes de ser publicada la temida frase, y junto con ellos surgieron las primeras preguntas sobre la fiabilidad de la fuente que habría revelado semejante noticia.



Pero al parecer no había muchas dudas. "Fuente cierta", indica El Fatto Quotidiano. Además eran varios los periodistas que ya lo sabían, y hasta los políticos comentaban entre sí.



El miedo al "culona inchiavabile" de Berlusconi fue tal que algunos incluso aventuraron la posible traducción en alemán y lo mal o increíblemente mal que podría sonarle a Merkel en caso de que se enterara, lo que era más que probable, dado que el diario alemán Bild ya lo ha publicado.



La frase se ha descubierta en una de las interceptaciones telefónicas que forman parte de una investigación abierta contra el empresario Gianpaolo Tarantini. Este empresario, de 34 años, ha sido acusado de extorsionar al primer ministro y de recibir 500 mil euros para no revelar que sabía que Berlusconi conocía la procedencia de las prostitutas que frecuentaban sus fiestas.