Viernes, 16 Septiembre, 2011 - 13:06

Exclusivo de DiarioChaco.com
La violenta irrupción gremial al desnudo
Testimonio fílmico de los incidentes en Educación expone con crudeza la amenaza de muerte

En el video que consiguió en exclusivo DiarioChaco.com se observan los momentos de tensión originados a partir de la violenta irrupción de No Docentes liderados por Rubén Altamirano a la sala de reuniones de Educación donde hubo forcejeos y cruces verbales entre funcionarios y sindicalistas. Los incidentes se produjeron en el Ministerio de Educación cuando miembros del SENODEP reclamaban ser atendidos por el ministro Francisco Romero.

En la prueba audiovisual se observa que en un momento los sindicalistas ingresaron al despacho aunque no es posible determinar por parte de quien comenzaron las agresiones.



Cabe mencionar que en ese momento, Romero se encontraba reunido con delegados de UPCP, y los no docentes reclamaban ser atendidos, pese que su encuentro se había programado para una hora y media más tarde.



Cuando el grupo, con bombos, silbatos, aplausos y silbidos ingresó de repente al despacho, la reacción de algunos funcionarios y empleados ministeriales no se hizo esperar. Más allá de que en el video no se observan golpes de puño, sí son visibles los empujones y forcejeos entre sindicalistas y quienes oficiaban de custodios ocasionales tratando de evitar el ingreso de los reclamantes a la sala de reuniones.



En un momento, el ministro grita “Era a las diez, diez y cuarto…así no, jamás nadie entró así” y sale rápida y ofuscadamente a poner el cuerpo frente los gremialistas liderados por Rubén Altamirano, diciendo: “Dejáme a mí, dejáme a mi”.



Luego, uno de los gremialistas grita, “Vos no sabes con quién te metiste, no sabes con quien te metiste hijo de puta”, mientras que los empujones eran cada vez más violentos y la violencia imperaba en el ambiente.



Finalmente, los no docentes salen del despacho y tras esa secuencia se escucha la amenaza de “Te voy a matar”, aunque no se logra determinar quien la profirió y hacia quién fue dirigida. Luego de eso, tuvo lugar la rotura del vidrio de la puerta, aunque el momento quedó fuera del registro fílmico.