Miércoles, 14 Septiembre, 2011 - 07:03

Malvinas: anunciaron el descubrimiento de otro pozo de petróleo

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La petrolera británica Rockhopper anunció este miércoles otro descubrimiento de petróleo en un pozo de evaluación de un yacimiento de hidrocarburos en la cuenca norte del archipiélago de las Malvinas. La soberanía se disputa entre Argentina y el Reino Unido.

La petrolera aseguró que encontró una nueva reserva en la zona marítima del archipiélago del Atlántico Sur. Indicó que se trata de "un depósito de gran calidad que se sitúa en la horquilla alta de las expectativas". Sus operaciones se realizan pese a los reclamos de la Argentina.



En este pozo de 2.696 metros de profundidad se detectó "un depósito de gran calidad que se sitúa en la horquilla alta de las expectativas", afirmó Rockhopper en un comunicado.



Se trata de la quinta prueba positiva realizada consecutivamente por la compañía en el bloque conocido como Sea Lion.



"Es otra vez un excelente resultado", declaró con satisfacción en un comunicado el director general de Rockhopper, Sam Moody.



La campaña de exploración continuará en el mismo sector para evaluar con más precisión el potencial de Sea Lion antes de una eventual explotación del yacimiento, que parece cada vez más probable.



Pero esta explotación requeriría una importante inversión y podría atizar todavía más las tensiones entre los Argentina y el Reino Unido.Rockhopper no precisó cuándo tomará una decisión al respecto.



La petrolera británica revisó al alza en agosto el tamaño estimado del yacimiento de Sea Lion descubierto en 2010 hasta un promedio de unos 1.000 millones de barriles de petróleo crudo.



Rockhopper forma parte, con Desire Petroleum y Falkland Oil & Gas, de un trío de empresas británicas que iniciaron en febrero de 2010 una campaña de prospección petrolera en aguas de las Malvinas, pero es hasta ahora la única que descubrió una yacimiento potencialmente explotable.



Esta campaña avivó la reivindicación argentina sobre el archipiélago situado a unos 500 kilómetros de sus costas que el Reino Unido ocupa desde 1833.



La reclamación se canaliza por vía diplomática desde la guerra en el archipiélago en 1982 que causó 649 muertos argentinos y 255 británicos, y culminó con la rendición de las tropas de Argentina, entonces gobernada por una dictadura militar (1976-83).