Martes, 13 Septiembre, 2011 - 08:59

Tras más de dos horas el maquinista fue rescatado y estaba conciente

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

A dos horas del accidente ocurrido esta mañana en el barrio porteño de Flores, donde murieron al menos siete personas tras colisionar dos trenes y un colectivo, el motorman de una de las unidades ferroviarias fue sacado con vida de entre los hierros retorcidos. Se trata del choque con graves consecuencias que protagonizan trenes en los últimos nueve meses, dos de los cuales tuvieron víctimas mortales.







Hace menos de un mes, el 18 de agosto, ocho personas resultaron heridas cuando un tren diesel de la línea Roca embistió a un colectivo de pasajeros en el partido de Lomas de Zamora, al sur del Conurbano bonaerense.



El accidente ocurrió en un paso a nivel ubicado en el kilómetro 34 de las vías del Ferrocarril Roca, en cercanías de Temperley.



El 4 de abril, unas 70 personas resultaron heridas cuando chocaron una locomotora y un tren de pasajeros de la empresa Ferrobaires, a la altura del partido bonaerense de Lezama.



Ese accidente se produjo cuando la locomotora se dirigía para asistir a la máquina de la formación, que se había incendiado a la altura del kilómetro 143 de la Autovía 2.



En tanto, el 16 de febrero pasado cuatro personas murieron a raíz de un siniestro ocurrido cuando una formación de la empresa Ferrobaires que se dirigía a la ciudad de Junín, provincia de Buenos Aires, chocó contra un tren de la empresa San Martín, que permanecía detenido en cercanías de la estación San Miguel, en la localidad bonaerense del mismo nombre.



El 31 de diciembre de 2010, unas 50 personas resultaron heridas por el choque de dos formaciones del Ferrocarril Mitre en el Empalme Maldonado, en el puente ferroviario que cruza la calle Belisario Roldán en Capital Federal, en los bosques de Palermo.
Fuente: 
Agencia DyN.