Lunes, 12 Septiembre, 2011 - 11:18

Un crack llamado Scola

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

“Scola siempre hace la diferencia en cualquier equipo que juegue”, la frase no le pertenece a ningún compañero del ala-pivote del seleccionado argentino ni tampoco a un técnico, ya sea nacional o extranjero. Salió de boca de un rival que acaba de sufrirlo en la cancha, en este caso el brasileño Guilherme Giovannoni.

Y eso es totalmente cierto, Luis Scola volvió a convertirse en el Preolímpico disputado en Mar del Plata en un jugador determinante, a partir de su goleo, pero también a partir de una personalidad avasallante que lo llevó a tomar las riendas del equipo en momentos complicados.



"Este fue un torneo emocionante. Antes de comenzar a jugarlo dije que creía que no iba a ser especial, que no íbamos a tener presión extra. Hoy pienso diferente. El torneo fue especial y sentí una presión que nunca había sentido", reconoció.



Feliz por el logro obtenido y remiso a aceptar demasiados halagos, Scola habló de lo sucedido en la noche del domingo en el Polideportivo Islas Malvinas de Mar del Plata, con una nueva consagración de la Generación Dorada.



"¿Por qué juego tan bien contra Brasil? Un partido contra Brasil es un partido importante, es un clásico, y siempre hay condimentos extras. Hoy estaba Tiago (Splitter) que es mi amigo, está Marcelinho con quien nos venimos enfrentando desde hace tiempo, y está Rubén (Magnano). En los últimos años los partidos que jugamos contra ellos son importantes, por Mundiales, Premundiales, Juegos Olímpicos. Eso también motiva", explicó.



Scola sabe de qué habla. Hace un año y cuatro días, pero en Estambul, en el marco del Mundial de Turquía, el ex jugador de Ferro le convertía 37 puntos a la selección vederamarilla en una jornada brillante para él y su equipo.



Y entre medio de respuestas y risas, de pronto, Scola afirma que "sino jugábamos en casa creo que no ganábamos. Pienso que Brasil llegó más sólido que nosotros. Jugar en casa es ventaja que en algún momento se puede volver una desventaja. Hoy en un momento del partido la gente estaba callada, y me dije: estamos perdiendo".



Así es el líder que tiene hoy el seleccionado argentino de básquetbol.



Le preguntan por el paso del tiempo para ese grupo de jugadores que ya hizo historia, por la permanencia del equipo en los primeros planos del básquetbol mundial.



"Estamos en la elite a pesar de sumar años. Por supuesto que hay jugadores que no pudieron perdurar y otros que mejoraron...Por ejemplo para mi este es el mejor 'Manu' (Ginóbili) de todos con los cuales jugué, a pesar de que tiene más años. Se dio que este grupo pueda perdurar y jugar bien a pesar de los años", puntualizó.



Antes de la despedida, Scola habla de Scola.



"Debe ser por los años, pero me está costando llegar a los torneos, prepararme, vivirlos. Es una carga mental y física pesada. Por eso al final sentí una liberación muy grande. Igualmente si se da, me gustaría jugar todos los torneos posibles con la selección", concluyó.



(*) Enviado especial de DyN en el Preolímpico de Básquet de Mar del Plata.
Fuente: 
Agencia DyN.