Lunes, 12 Septiembre, 2011 - 10:34

El Jefe de Gabinete negó que se lo persiga
"Hay que estar loco para prestarle atención a Schocklender", dicen desde el Gobierno

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobierno negó hoy en forma categórica que haya impulsado la detención del ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo Sergio Schoklender y aseveró que "hay que estar muy loco para prestarle atención" a sus denuncias que involucran, entre otros, a funcionarios nacionales.

Así lo indicó esta mañana el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien advirtió: "No voy a preocuparme en dar explicaciones, está la Justicia investigándolo. Nada tiene que ver el Gobierno en esto. No es un tema nuestro, no tengo que perder el tiempo".



Para el ministro coordinador "hay que estar muy loco para prestarle atención a Schoklender" por las denuncias contra la titular de la Asociación de Madres de Plaza de Mayo y la Casa Rosada; aseguró que "es un tema que se tiene que resolver en la Justicia" y del que no debe "opinarse políticamente".



En su entrevista de cada lunes con el canal Telefé, Fernández salió así al cruce de las declaraciones efectuadas por Schoklender, quien afirmó que existe "la decisión política" de detenerlo por supuestas irregularidades en la construcción de viviendas del programa "Sueños Compartidos" que desarrollaba la Fundación Madres de Plaza de Mayo.



El ex parricida también afirmó que el secretario de Obras Públicas, José López, es "un hijo de remil puta y ladrón" y deslizó que pediría una retribución para autorizar desembolsos para la realización de trabajos de infraestructura.



Sobre el jefe de Gabinete, dijo "le mandaba decir al juez (Norberto) Oyarbide que enfriara la causa hasta después de las elecciones de octubre".



"Es un problema de él (por Schoklender), no voy a preocuparme en dar explicaciones de lo que no tengo que dar. Está la Justicia investigándolo, nada tiene que ver el Gobierno en esto", respondió esta mañana Fernández.



Y Agregó: "El Gobierno contrata y tiene, después de 850 mil soluciones habitacionales, demostrado que no puede pagar sobreprecios, que no puede permitir menos calidad que la requerida y que no puede permitir que exista menos espacio para la construcción de la vivienda que el requerido. Esto está claro y definido", prosiguió.



Insistió en que el Gobierno le paga "al particular, en este caso a la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo. Es dinero de ellos, no es dinero público. Lo que hicieron de la puerta para adentro es un tema que se resuelve dentro de ese marco y es lo que está investigando el juez".



El funcionario resaltó que "el Gobierno nunca se relajó a la hora de pedir o exigir determinadas cosas por cumplir. Sabemos bien lo que hicimos, tenemos muy en claro a dónde estamos yendo con cada una de las acciones que llevamos a la práctica y cómo se cumplen los objetivos".



"Hay un juez interviniendo, el que marca los tiempos y resuelve. Llevamos hechas 850 mil soluciones habitacionales y estamos hablando de unas cuatro mil viviendas. Algún derecho tenemos para decir lo que estamos diciendo. No es un tema que tenga que opinarse políticamente", remarcó.