Domingo, 11 Septiembre, 2011 - 09:24

11-S: los números del espanto

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

No es posible cuantificar el horror pero las cifras ayudan a comprenderlo. Desde pequeños detalles como la cantidad de mensajes de texto enviados esa fatídica jornada, hasta los más importantes, la magnitud de la tragedia que cambió para siempre la historia del país más poderoso del mundo también se escribe con números.



Durante el 11 de septiembre de 2001, de y hacia las víctimas de los atentados a las Torres Gemelas se enviaron 500.000 SMS. Ese día murieron 2.823 personas. 343 de las víctimas eran trabajadores de los equipos de rescate (bomberos y médicos), 23 eran policías y 37 gendarmes. 6.000 personas resultaron heridas.



En el World Trade Center operaban 430 compañías. 60 perdieron a muchos de sus empleados. 1.402 murieron en la Torre 1. 614 murieron en la Torre 2. 658 murieron en el edificio Cantor Fitzgerald.



Por cada mujer que murió, fallecieron 3 hombres. La mayoría de los muertos tenían entre 35 y 39 años. 200 argentinos trabajaban en el World Trade Center. 5 de ellos murieron. 9% de los muertos eran latinoamericanos.



50.000 personas trabajaban en el World Trade Center. 200.000 lo visitaban a diario.



A 20 kilómetros de distancia se podían ver las torres arder. 1.260 grados centígrados es la temperatura máxima que alcazó el fuego. 69 días después del atentado seguían prendidos fuegos subterráneos. Por 230 días se excavó para encontrar restos de cuerpos. Se encontraron más de 19.500 partes de cadáveres. 291 cuerpos se recuperaron intactos. 1.102 víctimas fueron identificadas.



1.616 certificados de muerte fueron entregados a las familias que así lo requerían. 1.300 niños quedaron huérfanos después del atentado. 17 bebés nacieron de mujeres cuyos maridos murieron ese día.



El stress post-traumático se incrementó un 200% en personas de Manhattan. Más de 10.000 alumnos de escuelas públicas sufren stress post-traumático. 20% de estadounidenses comenzaron a ir más a la iglesia o a la sinagoga. El consumo del alcohol creció 25% y de cigarrillo 10%.



1.717 familias no obtuvieron restos de los cuerpos de parientes desaparecidos. 36.000 litros de sangre se donaron en el Centro de Tranfusiones de Nueva York. 1.609 personas perdieron a sus parejas. 3.051 niños perdieron alguno de sus padres.



20% de la población estadounidense conoce a alguien que murió en los atentados. 98 vehículos se destruyeron. 1.506.124 toneladas de escombros se removieron del sitio. 6 días permaneció cerrada la Bolsa de Valores. El Dow Jones cayó 684.81 puntos cuando la bolsa re-abrió.



A 26 días del 11-S, EEUU comenzó a bombardear a Afganistán. 1.714 crímenes de odio fueron denunciados por el Comité de Relaciones Américo-islámicas desde 11-S.



US$ 105.000.000.000 fue la pérdida económica de Nueva York en los meses que siguieron a los ataques. US$ 600.000.000 costó limpiar el desastre. US$ 970.000.000 gastó la Agencia de Emergencias Federales. US$ 1.400.000.000 se donó a caridad.



US$ 40.200.000.000 fueron pagados por empresas aseguradoras. US$ 7.500.000.000 se necesitan para reparar los subtes de Manhattan. Por el momento, el gobierno destinó US$ 4.550.000.000 para esta tarea..



US$ 500.000.000 se juntó para ayudar a las familias de las víctimas. US$ 1.000.000 se le otorgó a cada persona que perdió su cónyugue.



Se incrementó 17.9% la matrícula en las universidades de abogacía entre 2001 y 2002. Aumentó 40% las inscripciones en Organismos de Paz entre 2001 y 2002. La lista de suscriptos a la CIA creció un 50% entre 2001 y 2002.



En los Oscars, se mencionó 26 veces al 11-S.



1.400.000 de estadounidenses cambiaron sus planes de vacaciones en avión para trasladarse en tren o auto. El informe oficial del gobierno de EEUU leyó 2.500.000 de páginas de documentos y entrevistó a 1.200 personas (sobrevivientes, familiares de las víctimas, sospechosos).
Fuente: 
TN