Viernes, 9 Septiembre, 2011 - 10:34

No aporta al INSSSEP y es posible que muchos no se jubilen
El Cerrito, un municipio que no paga nunca y debe la friolera de $ 1.000.000

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Dada mi ignorancia, no puedo definir si existe delito del gobierno provincial o de un intendente cuando se produce un fenómeno claro como el de la Municipalidad de la Isla del Cerrito, que tiene una densidad de empleados muy pequeña con referencia a otras comunas como Villa Ángela, Resistencia, Sáenz Peña, etc.

Si tomamos esa referencia nos percatamos que ese municipio al adeudar la friolera de un millón de pesos en materia de aportes que, como agente de retención, dispone percibiendo del empleado en aporte jubilatorios y/o de obra social sin que ese aporte llegue al ente destinatario que es el InSSSeP; y si tenemos en cuenta que el InSSSeP es la obra social que contiene a un tercio de la población chaqueña, debemos preguntarnos si a quienes efectúan este tipo de maniobras dolosas no se les puede atribuir culpabilidad, ya que tamaño error solamente puede surgir de algún inimputable y en todo caso, si existe alguien así, se está malversando el dinero de un cuarto de millón de afiliados. Y si este número de personas no reacciona, después que vayan a llorarle a…



Ya que escuchamos a diario el llanto de la gente a través de programas radiales, televisivos y vía Internet, que se queja de la pésima atención de los médicos, del cobro de plus, de descuentos que se les efectúa en el recibo de sueldos sin haber ocupado la Obra Social y sin hacerse ningún tipo de tratamientos  específicos que se queja de la doble facturación, que viene desde las épocas de las Olivetti, según una inefable opinión ¿Qué se espera, o qué le espera al que está aportando si su dinero está siendo malversado? ¿No se busca quizás, de esa manera, el colapso de nuestra otra social? ¿No reaparece acaso el fantasma de la armonización de la Obra Social a la Nación?



Cuando pedí el voto para el vocal Victoriano Caro, fundamentalmente a los municipales de los cuales una gran mayoría me apoyó, subyacía en mí la idea de la defensa de todos los municipales, en primer término y, en segundo lugar, la del afiliado. Y hago esta diferenciación teniendo en cuenta que los únicos que nos movilizamos para protestar contra el caos entre prestadores y afiliados fueron y somos los municipales, con algunas honrosísimas excepciones, por ejemplo, de la Unión de Empleados Judiciales y de algún otro sector estatal.



Hoy defiendo el interés del empleado municipal de la Isla del Cerrito y comento que el intendente o alguien del gobierno, se está quedando con el dinero de su aporte; y es el InSSSeP en su área específica, el que informa donde consta y puedo certificar fehacientemente que se ha malversado la friolera de un millón de pesos, que son dinero de trabajadores municipales que corren el riesgo de aparecer mañana sin aportes desde un periodo que en muchos casos puede ser largo.



Si esto no es verdad, que me desmientan esos muchos trabajadores de la Isla de la alegría quienes aparecen como involucrados.
Fuente: 
(*) DNI Nº 8.255.721