Jueves, 8 Septiembre, 2011 - 13:08

Según Romero, el presupuesto educativo actual es "el más alto de la historia de Chaco"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El ministro de Educación explicó que entre el 2010 y 2011 se alfabetizó a 12.422 chaqueños. Además, informó que la coordinadora del programa “Chaco 2012 Libre de Analfabetismo”, indicó que el presupuesto destinado a reducir el analfabetismo en nuestra provincia aumento en un 527 % en tan sólo dos años.

El jefe de la cartera se mostró optimista al respecto, y aseguró que “entre 18 y 24 meses lograremos la meta de arribar a una tendencia de analfabetismo cero, en el marco de las vísperas del bicentenario de la Asamblea del Año XIII que aboliera la esclavitud”.



El ministro de Educación Francisco Romero confirmó que el índice de analfabetismo en el Chaco se redujo de 8,8% a 5,5%, entre el 2008 y el 2011. Es decir, en poco más de tres años se alfabetizaron 25 mil chaqueños. La diferencia registrada a la fecha es de 3,3%. Los datos arrojados por el equipo del programa “Chaco 2012 Libre de Analfabetismo”, sindican que en el 2010 fueron alfabetizadas 5.461 personas mayores de 10 años, gracias al trabajo de 1050 alfabetizadores, en su gran mayoría estudiantes y jóvenes, y a la apertura de 1132 centros de alfabetización.



En lo que va del 2011, 3.674 alfabetizandos se encuentran trabajando junto a 740 alfabetizadores. Al final del año, se sumarán a esa cifra 487 centros de alfabetización y alfabetizadores más, ya que 3.287 personas se encuentran iniciándose en el programa. Las cifras totales: 2.333 centros de alfabetización, 2251 alfabetizadores, y 12.422 alfabetizandos.



Según explicó la coordinadora del Plan de Alfabetización del Ministerio de Educación de Chaco, María del Carmen Bustamante, “el 70% de las personas que hoy se están alfabetizando, son mujeres. El 90% de los alfabetizadores no son docentes. La mayoría de los jóvenes que se sumaron al proceso de alfabetizar, son estudiantes”.



“Es necesario destacar que el presupuesto del Plan en el 2.010 fue aumentado en un 525% –explicó Bustamente–. En localidades como Cote Lai, Enrique Uriem, Colonia Aborigen (Machagai) y Nueva Población (Quitilipi), se logró alfabetizar al 90% de la población analfabeta en un año”.



“Si bien la problemática del analfabetismo sigue vigente en nuestra Provincia, es necesario recordar que el Plan abarca a una población de mayores de 15 años, y aún tomando los datos del CENSO 2010, que arrojó un resultado de más de 46 mil personas analfabetas en nuestra Provincia, en 12 meses hemos abarcado el 12,58% de esa población, sin contar a los menores de 10 años, que sí están incluidos en los datos del censo”, explicó la funcionaria del Ministerio de Educación.



El jefe de la cartera recordó que para abordar la problemática del analfabetismo, es necesario comprender que “es un problema social, que requiere de la participación directa de la sociedad civil para abordarlo, que es imprescindible el enfoque de género y fundamental la cultura y el compromiso solidario”.



En términos conceptuales, el jefe de la cartera explicó por su parte que las clases de analfabetismo definen de que “estamos hablando, de cómo se alcanzan los aprendizajes significativos en términos de calidad y cuándo hablamos de excelencia: la meta de aprendizajes significativos.



Un contrato pedagógico expresa la relación entre las expectativas y los compromisos de los distintos actores de la comunidad educativa: los padres acerca de la educación que van a recibir los hijos y, a su vez ellos, las expectativas de aprendizajes del Estado, las escuelas, los docentes acerca de sus expectativas en compromisos de enseñanzas. Una nueva Ley de Educación necesita un nuevo contrato pedagógico”.



Romero también recordó que se encuentra en vigencia la Resolución del Ministerio de Educación Nº 2.185, del 23 de abril de 2010, que establece la lectura en voz alta de diez a quince minutos todos los días en las aulas chaqueñas, porque “no es lo mismo el decir el que sabe leer o escribir al que no lo sabe”.



“De 1.000 a 2.000 palabras se necesitan para pensar, de 2.500 palabras para comprender lo que se lee, de 3.000 a 4.000 en el Nivel Primario con un piso de lectura de 6 a 8 libros por año y para un estudiante secundario de 8 a 15 libros” señaló. Y afirmó que “la lectura es obligatoria y no menor, porque la escuela sigue siendo la gran ocasión y en muchos de los casos la única ocasión de la alfabetización ciudadana, sobre todo a partir de la Asignación Universal por Hijo”.





El ministro de Educación detalló que entre el 2010 y 2011 se alfabetizaron 12.422 chaqueños. La coordinadora del programa “Chaco 2012 Libre de Analfabetismo”, indicó que el presupuesto destinado a reducir el analfabetismo en nuestra provincia aumento en un 527% en tan sólo dos años. El jefe de la cartera se mostró optimista al respecto, y aseguró que “entre 18 y 24 meses lograremos la meta de arribar a una tendencia de analfabetismo cero, en el marco de las vísperas del bicentenario de la Asamblea del Año XIII que aboliera la esclavitud”.







El ministro de Educación Francisco Romero confirmó que el índice de analfabetismo en el Chaco se redujo de 8,8% a 5,5%, entre el 2008 y el 2011. Es decir, en poco más de tres años se alfabetizaron 25 mil chaqueños. La diferencia registrada a la fecha es de 3,3%. Los datos arrojados por el equipo del programa “Chaco 2012 Libre de Analfabetismo”, sindican que en el 2010 fueron alfabetizadas 5.461 personas mayores de 10 años, gracias al trabajo de 1050 alfabetizadores, en su gran mayoría estudiantes y jóvenes, y a la apertura de 1132 centros de alfabetización. En lo que va del 2011, 3.674 alfabetizandos se encuentran trabajando junto a 740 alfabetizadores. Al final del año, se sumarán a esa cifra 487 centros de alfabetización y alfabetizadores más, ya que 3.287 personas se encuentran iniciándose en el programa. Las cifras totales: 2.333 centros de alfabetización, 2251 alfabetizadores, y 12.422 alfabetizandos.



Según explicó la coordinadora del Plan de Alfabetización del Ministerio de Educación de Chaco, María del Carmen Bustamante, “el 70% de las personas que hoy se están alfabetizando, son mujeres. El 90% de los alfabetizadores no son docentes. La mayoría de los jóvenes que se sumaron al proceso de alfabetizar, son estudiantes”.



“Es necesario destacar que el presupuesto del Plan en el 2.010 fue aumentado en un 525% –explicó Bustamente–. En localidades como Cote Lai, Enrique Uriem, Colonia Aborigen (Machagai) y Nueva Población (Quitilipi), se logró alfabetizar al 90% de la población analfabeta en un año”.



“Si bien la problemática del analfabetismo sigue vigente en nuestra Provincia, es necesario recordar que el Plan abarca a una población de mayores de 15 años, y aún tomando los datos del CENSO 2010, que arrojó un resultado de más de 46 mil personas analfabetas en nuestra Provincia, en 12 meses hemos abarcado el 12,58% de esa población, sin contar a los menores de 10 años, que sí están incluidos en los datos del censo”, explicó la funcionaria del Ministerio de Educación.



El jefe de la cartera recordó que para abordar la problemática del analfabetismo, es necesario comprender que “es un problema social, que requiere de la participación directa de la sociedad civil para abordarlo, que es imprescindible el enfoque de género y fundamental la cultura y el compromiso solidario”.



En términos conceptuales, el jefe de la cartera explicó por su parte que las clases de analfabetismo definen de que “estamos hablando, de cómo se alcanzan los aprendizajes significativos en términos de calidad y cuándo hablamos de excelencia: la meta de aprendizajes significativos. Un contrato pedagógico expresa la relación entre las expectativas y los compromisos de los distintos actores de la comunidad educativa: los padres acerca de la educación que van a recibir los hijos y, a su vez ellos, las expectativas de aprendizajes del Estado, las escuelas, los docentes acerca de sus expectativas en compromisos de enseñanzas. Una nueva Ley de Educación necesita un nuevo contrato pedagógico”.



Romero también recordó que se encuentra en vigencia la Resolución del Ministerio de Educación Nº 2.185, del 23 de abril de 2010, que establece la lectura en voz alta de diez a quince minutos todos los días en las aulas chaqueñas, porque “no es lo mismo el decir el que sabe leer o escribir al que no lo sabe”.



“De 1.000 a 2.000 palabras se necesitan para pensar, de 2.500 palabras para comprender lo que se lee, de 3.000 a 4.000 en el Nivel Primario con un piso de lectura de 6 a 8 libros por año y para un estudiante secundario de 8 a 15 libros” señaló. Y afirmó que “la lectura es obligatoria y no menor, porque la escuela sigue siendo la gran ocasión y en muchos de los casos la única ocasión de la alfabetización ciudadana, sobre todo a partir de la Asignación Universal por Hijo”.