Jueves, 8 Septiembre, 2011 - 08:17

Dan el veredicto en el juicio por el crimen de Gonzalo Acro

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El juicio que se les sigue a los hermanos Alan y William Schlenker y otros cuatro ex barrabravas de River Plate, todos imputados por el homicidio del hincha Gonzalo Acro en 2007, llegará a su instancia final cuando se dé a conocer el veredicto, este jueves, desde las 10 horas.

Según informaron fuentes judiciales, la audiencia comenzará a las 10, cuando dos de los seis acusados tendrán la chance de dirigirse por última vez a los miembros del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 15, Javier Anzoátegui, Hugo Decaría y Héctor Grieben.



Luego de las últimas palabras de Ariel "Colo" Luna y Rubén "Oveja" Pintos, los integrantes del TOC darán a conocer el veredicto y la sentencia del caso. Los Schlenker y Lococo están acusados de ser los instigadores del crimen; Luna, de haber efectuado los disparos que mataron a Acro; y Pinto y Girón, de ser coautores del asesinato pues habrían acompañado a Luna la noche del ataque.



La querella que representa a la familia de Acro pidió prisión perpetua para todos los acusados, mientras que el fiscal Gustavo Gerlero reclamó 17 años de prisión para los Schlenker y Lococo, 18 para Girón, 20 para Luna y 21 para Pintos.



Los acusados se declararon inocentes y sólo Pinto, Luna y Girón llegan al veredicto detenidos. En el juicio también estuvo acusado Sergio Pelado Piñeiro, pero fue desvinculado por problemas psiquiátricos.



Gonzalo Acro murió el 9 de agosto de 2007 como consecuencia de las heridas sufridas dos días antes cuando salía de un gimnasio en el barrio porteño de Villa Urquiza, donde varios hombres que lo esperaban en la zona se acercaron a atacarlo.



Uno de ellos disparó un tiro en una de las piernas de Acro y otros dos en el cráneo, que le causarían la muerte dos días después.



También resultó herido de un tiro en la espalda el amigo que acompañaba a Acro, Osvaldo Gastón Matera, quien al dar su testimonio durante el juicio señaló a Luna como el autor de los disparos.



Desde un comienzo los investigadores asociaron el ataque contra Gonzalo Acro con la violenta interna dentro de los "Borrachos del Tablón", que enfrentaba a las facciones lideradas por Alan Schlenker, por un lado, y Adrián Rousseau por otro, en la que militaba la víctima.