Miércoles, 7 Septiembre, 2011 - 16:59

Hallan restos de una adolescente baleada en un campo de Santiago del Estero

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los restos de una mujer joven, semienterrados y con signos de haber recibido un disparo de escopeta, fueron hallados en un campo cercano a la ciudad santiagueña de Añatuya, donde los investigadores estimaron hoy que puede tratarse de una adolescente local que era buscada.

El cuerpo fue encontrado anoche por un empleado del establecimiento rural San Andrés, ubicado unos 15 kilómetros al este de Añatuya, donde hoy peritos de Gendarmería Nacional, de tres divisiones de la policía y la jueza María Teresa Gerez realizaron inspecciones oculares y recogieron pistas y restos.



Fuentes policiales dijeron que animales silvestres habían desenterrado parte del esqueleto que pertenecía a una mujer joven y señalaron que por los colores estridentes de la vestimenta que llevaba y su estatura, 1,60 metros, puede tratarse de una adolescente.



La víctima, además, habría muerto de manera violenta hace uno o dos meses, estimó el médico forense Miguel Pernigotti.



En ese marco, los investigadores señalaron que con los restos se halló una campera de plush violeta, una camisa blanca y otras prendas de color fucsia.



La camisa presentaba un orificio y una mancha bordó, al parecer de sangre, en una de sus mangas, por lo que los peritos estimaban que pudo haber recibido un balazo a la altura del brazo izquierdo, acotaron los informantes.



El hallazgo y fue reportado telefónicamente anoche por los propietarios del campo a la Comisaría 41 de Añatuya.



Efectivos policiales, de Criminalística y de la Unidad Regional 3 y de Gendarmería, comandados por la jueza en lo Criminal María Teresa Gerez, realizaron hoy nuevas pericias en el predio, donde pudieron encontrar el cráneo de la víctima a unos cien metros de donde anoche se halló el esqueleto.



El sitio se encuentra en el paraje El Trece y está ubicado a unos 100 metros de la ruta provincial 7, que une Añatuya con Los Juríes.



El cuerpo, ya prácticamente reducido a restos óseos, estaba en medio de una zona montuosa, semicubierto por la tierra. Debido a que el hallazgo se produjo por la noche y no había en el lugar una fuente lumínica adecuada para trabajar, la policía delimitó el sector y designó a tres efectivos para que realizaran el trabajo de custodia.



A primera hora de hoy los peritos desenterraron los restos y los remitieron a la Morgue Judicial de Añatuya para que se concrete la autopsia y la identificación de la víctima.



Las fuentes indicaron también que por los colores y características de la indumentaria y las zapatillas encontradas podía tratarse de una adolescente, dado que además la víctima medía aproximadamente 1,60 metros.



En ese marco, los voceros señalaron que los investigadores intentaban confirmar si se trataba de una adolescente que era buscada por sus familiares en Añatuya tras una aparente fuga de hogar.
Fuente: 
Agencia DyN.