Miércoles, 7 Septiembre, 2011 - 11:14

Prisión preventiva a ex funcionarios correntinos por estafa

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Dos ex ministros correntinos y un ex presidente del Banco de Corrientes fueron procesados con pedido de prisión preventiva, acusados del delito de estafa contra el Estado provincial en la causa conocida como "Calimboy", según informaron este miércoles fuentes judiciales.



La orden, que todavía puede ser apelada, fue dictada por la jueza de Instrucción 5 de Corrientes, Laura Varela, agregaron los voceros. El requerimiento de la magistrada recayó sobre el ex ministro de Hacienda y Finanzas Sergio Tressens, el ex ministro de Producción Alfredo Aun, y el ex presidente de la entidad bancaria estatal Alejandro Retegui, quienes ocuparon esos cargos durante la gestión del gobernador Arturo Colombi, primo hermano del actual mandatario provincial, Ricardo Colombi.



Los voceros dijeron que la decisión de la jueza Varela ahora deberá sujetarse a las instancias de apelación de los ex funcionarios procesados y luego proseguirá su cauce con un juicio oral en la Cámara Criminal.



Si bien Retegui y Aun ocuparon cargos de primera línea durante la gestión anterior, en la actualidad siguen vinculados al gobierno del radical Ricardo Colombi como consejeros y asesores económicos del Ministerio de Hacienda y el de Producción.

El pedido de procesamiento y prisión preventiva fue dictado el pasado 2 de septiembre pero recién tomó estado público hoy, en el marco de una investigación por el delito de estafa que se habría consumado el 30 de mayo de 2006 cuando el Banco de Corrientes acreditó un millón de pesos a la firma Calimboy S.A., en concepto de préstamo.



El empréstito se ejecutó a través del fondo fiduciario provincial FIDECOR para que Calimboy S.A. invierta en la construcción de una planta de arroz precocido en la localidad de Itá Ibaté, ubicada 156 kilómetros al este de la capital correntina.



Sin embargo, la investigación judicial logró determinar que el crédito bancario recién se aprobó formalmente el 2 de junio de 2006, es decir, tres días después de que el dinero fue acreditado en la cuenta de la empresa, que durante estos años "nunca devolvió un solo peso del millón prestado ni tampoco puso en funcionamiento la planta de arroz", informaron los fuentes consultadas.
Fuente: 
DyN