Martes, 6 Septiembre, 2011 - 15:58

Autorizaron a volver al país al argentino que estuvo en coma tras sufrir el síndrome guillan-barré en Tasmania

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

"Es triste todo, pero estamos contentos por la vuelta", dijo Carolina Santori, la esposa de Martín Renzacci, el argentino que estuvo en coma tras sufrir el síndrome Guillan-Barré en Tasmania, quien confirmó que su marido fue autorizado a volver al país para continuar con su recuperación.

Martín Renzacci, de 31 años, junto a su flamante esposa, Carolina Santori, de 29, se fue de luna de miel en julio pasado a la isla australiana de Tasmania, donde contrajo el síndrome Guillan-Barré, por lo que debió ser hospitalizado y estuvo en coma durante varias semanas. "Primero le dolían los pies de manera exagerada. Por eso fuimos al médico, pero lo relacionaron al cansancio del viaje. Después, el dolor de los pies se le fue a las piernas, que de a poco se le fueron durmiendo. Llamé a la ambulancia y a partir de ahí empezaron a hacerle estudios hasta que nos comunicaron sobre la enfermedad", relató la flamante esposa de Martín.



Carolina y su esposo vivieron horas muy difíciles, en un lugar muy lejano, completamente ajeno a su cultura, y a sus seres queridos. Sin embargo, Carolina contó a Radio 10 que recibieron un gran apoyo de parte del equipo profesional que atendió a su marido.



"La gente de acá fue y sigue siendo increíble con nosotros. Intentaron aprender español aunque sea las palabras más necesarias. Pegaron una cartelera con algunas expresiones en castellano para comunicarse con él", relató Santori.



Sin embargo, la gravedad de la enfermedad de Renzacci no la dejaba tranquila ni un minuto: "Cuando me iba a dormir tenía miedo de que me llamaran para darme una mala noticia".



Afortunadamente Martín ya muestra signos de mejoría y fue autorizado a trasladarse a la Argentina, donde podrá continuar su tratamiento acompañado por sus seres queridos.



"Ya puede mover un poco su brazos, y otro poco las piernas. La parte izquierda del cuerpo es la que mejor responde", explicó Carolina. Y agregó: "Estamos contentos por la vuelta. Es una enfermedad muy frustrante para la persona que la padece. Necesitamos del apoyo de la familia y los amigos".





Fuente: Infobae.com