Martes, 6 Septiembre, 2011 - 15:22

Al destacar las políticas que garantizan la inclusión, Capitanich inauguró el Pequeño Hogar Nº 1

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobierno provincial inauguró este martes el nuevo edificio del Pequeño Hogar Nº 1, en el podrán convivir hasta 30 niños de hasta 6 años. El inmueble responde a una demanda de años; el predio en el que funcionaba, conocido como Casa Cuna, no contaba con las condiciones de infraestructura básica.

La institución ubicada en Roque Sáenz Peña 1.275 podrá albergar hasta 30 niños de 0 a 6 años. “Es una obra que habla por sí misma”, señaló el primer mandatario para marcar la importancia de la presencia del Estado en la atención de niños, adolescentes y adultos mayores.



Este hogar de internación está habitado por niños y niñas que encuentren en riesgo, abandono o son sujetos de maltrato a través de atención médica, pedagógica, psicológica y actividades culturales, deportivas y recreativas con el objetivo de potenciar sus capacidades individuales.



“Una obra de estas características habla por sí misma, largamente reclamada por la comunidad que implica un Estado presente con capacidad de intervención para una problemática compleja”, consideró el mandatario.



“Este hogar está diseñado para atender a chicos que han tenido que soportar condiciones de maltrato, abuso y violencia doméstica y es una obra fundamental, una estrategia de inclusión social por parte del Estado provincial”, agregó para resaltar la inversión en estos trabajos, que alcanza a $ 3,4 millones y que incluye un salón de usos múltiples, un amplio patio y un condiciones de seguridad para los niños.



“Detectada la situación de exclusión, el Estado trabaja para garantizar la inclusión y luego promover acciones de desarrollo humano”, indicó el primer mandatario para repasar las acciones que se realizan tanto para niños como para adultos mayores.



INTEGRACIÓN COMUNITARIA

El jefe del Ejecutivo provincial destacó la creación de Centros de Integración y Fortalecimiento Familiar (CIFF), donde convergen actividades educativas, recreativas y culturales. “Estas instituciones son un verdadero ejemplo de integración comunitaria”.



Capitanich también ponderó el trabajo para la inclusión de niños y adultos en situación de calle. Para el primer caso, indicó que mediante el programa Mirame, que en 2009 detectó en Resistencia 147 niños en situación de calle y que a la fecha logró reducir ese número a 27, mientras que en los adultos la disminución también fue sensible. En esa línea, indicó que funciona el parador nocturno de adultos mayores, institución que brinda contención como una situación coyuntural, pero que aspira lograr la reinserción social y laboral de la persona en situación de calle. Destacó que para ello se creará un centro de capacitación de oficio para esta población en Puerto Tirol al tiempo que se acordará con entidades de la sociedad civil convenios de pasantía laboral.



En materia de protección social en lo que respecta a género, Capitanich sostuvo que el Poder Ejecutivo envió a la Legislatura una iniciativa que tiene tres puntos básicos: la exclusión automática del hogar del agresor, la incautación compulsiva de activos financieros para el sostenimiento del cónyuge agredido y el tratamiento psicológico obligatorio.



“En un hogar donde el cónyuge agresor no tiene penalización, automáticamente se promueve la espiralización de la violencia que en algunos casos deviene en muerte”, sostuvo el mandatario para justificar el proyecto que deberá tratar la Cámara de Diputados.

Acompañaron al primer mandatario en el acto, la ministra de Desarrollo Social y Derechos1 Humanos, Beatriz Bogado, los subsecretarios Roberto Acosta (Abordaje Territorial), Sergio Soto (Desarrollo y Economía Social) y Natalia Luque (Gestión y Articulación Interinstitucional). Además, participaron funcionarios provinciales, los diputados Ricardo Sánchez y Elda Pértile y juezas de las esferas civil y penal.



LA INSTITUCIONALIZACIÓN NO ES LA ÚLTIMA META

En su discurso, Beatriz Bogado sostuvo que la inauguración del hogar se traduce en “una acción más del conjunto de políticas públicas para la protección de la niñez vulnerable pero fundamentalmente para garantizar la construcción de un futuro con igualdad de oportunidades para todos”.



“Este edificio forma parte del sistema de protección integral, pero la meta del Gobierno no tiene como último objetivo la institucionalización de niños y niñas, sino que éstos estén con sus familias sanguíneas o familias sustitutas, porque la internación debe ser una medida excepcional”, explicó Bogado.



“Estamos trabajando para ir adecuando los parámetros organizativos, administrativos y jurídicos para garantizar que en esta provincia exista un sistema de protección integral de los derechos del niño”, señaló la ministra de Desarrollo Social para marcar la valía del proyecto De la ley a la Vida, que contó con la participación de entidades que entienden la temática y de representantes de los tres poderes del Estado, cuyo tratamiento legislativo se convertirá en la adhesión provincial de la Ley Nacional de Protección Integral de la Niñez 26061.



Como políticas de niñez la funcionaria también marcó la participación activa que tiene Chaco como provincia en el Consejo Federal de Infancia y la creación del sistema integrado de estadísticas de niñez, que permitirán



“Esto tareas implican la construcción de una sociedad comprometida, abierta y tolerante y desde el Gobierno la realizamos con la convicción de que esto permitirá que nuestros niños vivan en un país libre, justo y soberano”, culminó.