Martes, 6 Septiembre, 2011 - 10:14

Candidata a concejal de la UCR repudia actitud de remiseros

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Liliana Valdez cuestionó la actitud de los choferes de remises que, desde el lunes acampan frente al Municipio de Resistencia. La referente objetó la falta de prevención policial y dejó entrever que el hecho posee aristas políticas al resaltar la presencia de empleados de Gustavo Martínez en el corte.

“Están haciendo un perjuicio enorme pero no a la intendenta Aida Ayala sino a la comunidad. Con esta actitud que llega por momentos a ser violenta. Están intimidando a la gente que no puede realizar sus trámites en el edificio municipal y provocan inconvenientes a los propios trabajadores”, remarcó.



De esta manera manifestó su preocupación por la rotura de vidrios en la puerta principal del edificio comunal y por permanentes actitudes de violencia y agresión “en lugar de buscar el diálogo que es lo que siempre ha mostrado la gestión de puertas abiertas de la ingeniera Aída Ayala.



“No tengo dudas que esto tiene fines partidarios, no en vano observé la presencia de empleados de Gustavo Martínez junto a los remiseros que están cortando la avenida Italia y me resulta inaceptable que el vecino de Resistencia sea víctima de estas actitudes que nadie acepta”, agregó.



Valdez criticó también “la falta de prevención por parte de la policía y pongo como ejemplo la Casa de Gobierno, ya que hay manifestaciones de cinco personas aparece la Infantería con cien agentes”.



“Me da mucha vergüenza ajena que alguien que desea gobernar los destinos de una ciudad opte por actitudes tan despreciables para captar la atención. Acá se está perjudicando al pueblo y eso es imperdonable”, puntualizó.





“APOYO DE SAMEEP A LOS REMISEROS

Por su parte se preguntó “si el Gobernador tendrá conocimiento que personal de la empresa SAMEEP está realizando apoyo logístico al Sindicato de Remiseros que por otra parte el pasado 29 de junio se adhirió públicamente al Frente Chaco Merece Más”.

“La Comunidad deberá entender esta práctica política que nada tiene que ver con la gestión abierta y plural que pregona la intendenta Ayala, ya que de aca a fin de año van a sobrar los pseudodirigentes asalariados que sitien la Municipalidad y provoquen desmanes”, aseveró.