Lunes, 5 Septiembre, 2011 - 15:40

Caso Candela: Ofrecen 400 mil pesos de recompensa por datos sobre el crimen

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Autoridades policiales continúan investigando sobre el terrible asesinato de la niña Candela Sol Rodríguez, de 11 años de edad y que fuera secuestrada el 22 de agosto y encontrada muerta el 31 de agosto.

Desde el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, aumentaron la recompensa, de 100 mil, a 400 mil pesos para quien aporte datos reales sobre el secuestro y crimen de la pequeña.



Los investigadores del caso tienen varias hipótesis, entre ellas la relacionada con el ‘narco’, que surgió con el nombre de la tía política de Candela, María Alejandra Romagnoli, dueña de un supermercado en la villa Korea de José León Suárez, es ex cuñada de Carola Labrador, madre de Candela, y que fuera secuestrada en el mes de julio, durante unas 15 horas.



Romagnoli, estaba casada y tuvo dos hijos con el hermano de Carola Labrador.



Carola trabajó en el local de su ex cuñada hasta la desaparición de Candela.



Según las investigaciones, “Una de las hermanas de Carola, Betiana, sería quien entregaba datos a la banda mixta para sus golpes, ya que ésta siempre actuaba como si tuviera información interna”.



Así fue que la propia Romagnoli la acusó por su secuestro, ya que el día anterior, su marido había cobrado una importante cantidad de dinero por el seguro de una camioneta.



De esta manera surge el nombre del tío de la niña, el “Huevo”, pareja de Betiana Labrador desde hace 7 años. 





Según fuentes del caso, “’Huevo’ se apellidaría Martín y es además primo de Romagnoli. Y se rumorea de que también fue secuestrado hace dos meses. Permaneció cautivo una semana, pagó 20 mil pesos para ser liberado y, estaría conectado con los narcos de la villa Korea”.



Según fuentes policiales, “El cuerpo de Candela Sol Rodríguez fue abandonado por sus asesinos en el mismo lugar de Hurlingham donde una banda de secuestradores liberó hace dos años al hijo de un traficante de drogas que opera en el oeste del Conurbano Bonaerense”.



Los secuestradores, hace dos años, habían capturado en el partido de San Martín, al hijo de un narcotraficante en la zona oeste del Conurbano bonaerense y pidieron 300 mil dólares para su liberación, el padre los pagó y lo liberaran sano y salvo, en el mismo lugar en el que apareció asesinada Candela, en la intersección de la Avenida Vergara y la Autopista del Oeste.



El padre del joven secuestrado ‘prometió venganza contra los secuestradores’ comenzando su propia investigación, manifestando que ‘su desquite iba a ser con los hijos de cada uno de ellos’. 



Fuente: m24digital.com/