Sábado, 3 Septiembre, 2011 - 07:58

Piñera y dirigentes estudiantiles inician una mesa de diálogo en la Moneda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobierno chileno y los dirigentes estudiantiles iniciarán este sábado una mesa de diálogo para intentar superar el conflicto por la educación que lleva más de tres meses, en medio de un clima expectante pero tenso, que se cristalizó en una nueva protesta estudiantil, reprimida por Carabineros.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, quien encabezará la reunión en La Moneda, aseguró ayer que acudirá al encuentro con "muy buena voluntad de lograr acuerdos" para solucionar el conflicto, tarea en la que, según dijo, está comprometido "en cuerpo y alma".



El mandatario calificó la cita como "muy importante" y ratificó que ésta será con representantes de los alumnos, docentes y rectores, en declaraciones recogidas por el diario El Mercurio y la agencia de noticias ANSA.



De la mesa de diálogo participarán los rectores de las universidades de Chile, Católica y de Santiago; la cúpula de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a las universidades tradicionales; dirigentes del Colegio de Profesores y de la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones); el ministro de Eduación, Felipe Bulnes, y otros funcionarios.



La invitación a la Cones desató la molestia de otra agrupación que representa a los alumos de nivel medio, la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES), que ayer realizó una protesta en el centro de Santiago, dispersada en poco tiempo por Carabineros con camiones hidrantes.



El vocero de la ACES, que representa a 350 colegios a nivel nacional, Alfredo Vielma, reiteró sus críticas al gobierno al no ser considerados en el encuentro.



"La convocatoria obedece a que nosotros no hemos sido invitados a la mesa de diálogo (...) Consideramos que no están todos los entes sociales que corresponden", afirmó y puso en duda los resultados que se puedan obtener de la cita.



"El ambiente que se siente es bastante tenso, creemos que esta mesa no será efectiva porque el Gobierno ya presentó su posición y es bastante fuerte que se defienda el lucro cuando el 81 por ciento de la población está defendiendo la gratuidad de la educación", dijo.



El ministro vocero, Andrés Chadwick, defendió sin embargo la medida de no convocar a la agrupación y aseguró que "no ha habido ninguna voluntad ni deseo de excluir a nadie".



El funcionario argumentó que los dirigentes de la ACES no fueron invitados porque su organización "no tiene una directiva ni liderazgos claros".



Los dirigentes universitarios ratificaron que mañana esperan una respuesta a los 12 puntos planteados en la carta entregada la semana pasada en la moneda, que se resume en términos generales a una educación gratuita y de mejor calidad.



La presidenta de la Federación de Estudiantes en la Universidad de Chile, Camila Vallejo, sintetizó hoy que el punto principal es que "no se siga con el lucro de la educación y se garantice como un derecho".



Por su parte, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Santiago, Camilo Ballesteros, pidió no centrar el debate en los temas de forma para evitar que "nublen la discusión de fondo sobre la educación en Chile", según reportó la agencia de noticias DPA.



El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, señaló a la prensa que el movimiento social por la educación espera impulsar "reformas de fondo" en el diálogo, pese a las "señales negativas del gobierno sobre el lucro".



El conflicto estudiantil, que encuentra al mandatario con un apoyo de un 25 por ciento en las encuestas y que se arrastra desde hace más de tres meses, tiene ocupados más de 300 establecimientos sin clases y a 28 jóvenes y tres apoderados en huelga de hambre.



El reclamo movilizó a cientos de personas en marchas las últimas semanas, en medio de una ola de protestas sociales, regionales, civiles y ambientales.



La crisis social en el país con el ingreso per cápita más alto de América latina, pero con una de las peores desigualdades, ocurre en la antesala de los comicios municipales de 2012 y presidenciales de 2013.