Viernes, 2 Septiembre, 2011 - 15:15

El director de la Policía de Chile presentó a Piñera su renuncia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La salida se da en momentos en que la fuerza es cuestionada por el asesinato de un joven durante una marcha de estudiantes. Eduardo Gordon dimitió en rechazo a una investigación en su contra por irregularidades en un caso vinculado a su hijo.

"He estimado hacerme a un lado, y he pedido al Presidente de la República mi renuncia. Conversé con él, y él la ha aceptado. Así que para el conocimiento de todos, ahora pasaré a dedicar mas tiempo a mi persona y a mi recuperación", señaló Gordon al término de una reunión con el mandatario en La Moneda, en la que negó todos los cargos en su contra.



La suerte del jefe policial ya estaba echada. El jueves, el ministro de Interior, Rodrigo Hinzpeter, había pedido a la Policía que "haga llegar un informe detallado que se refiera a la veracidad o falsedad de la información que ha aparecido".



Según la denuncia periodística del Centro de Información e Investigación Periodística (Ciper), en 2010, el general Gordón intercedió para proteger a su hijo, pidiendo que su nombre fuera borrado de la boleta de infracción cursada luego de que éste chocara con un vehículo y se diera a la fuga.



El medio mostró ambas boletas de infracción, comparando la primera, que se cursó con el nombre del hijo del general, y la otra, que, señala, sólo se "desconocen mayores antecedentes", escrita tras una intervención directa de su padre, la máxima autoridad policíaca en Chile.



Tras la dimisión del director general de la fuerza, el propio Hinzpeter destacó la labor del uniformado durante su mandato en la institución y aseguró que "el gobierno valora su colaboración y la lealtad con la que lo acompañó".



"Es cierto que a veces se cometen graves errores, pero también es cierto que se trata de una institución fundamental para nuestra convivencia civilizada, para que podamos desarrollarnos como país y para que cada uno de nosotros pueda levantarse día a día para desarrollar su vida en forma normal", aseguró.



En tanto, el vocero del gobierno, Andrés Chadwick, señaló que el Ejecutivo aún no dio por superada la denuncia periodística. La aclaración surge luego de que el subdirector de Carabineros, Gustavo González, calificara como "una infamia" la acusación contra Gordon.



Consideró que esa declaración sólo es entendida como una expresión de apoyo, pero que no corresponden con una postura institucional, ya que lo que se espera es que el propio denunciado entregue un informe oficial.



La denuncia agrava la situación de Carabineros, una institución muy respetada en Chile por su carácter casi incorruptible, pero que quedó en el ojo del huracán tras comprobarse que una bala policial mató a un menor en una protesta la semana pasada, en contra de la versión oficial inicial.



La muerte del adolescente, investigada por la justicia militar, provocó la expulsión de nueve policías, entre ellos, cinco oficiales y el autor de los disparos.