Jueves, 1 Septiembre, 2011 - 16:39

Sáenz Peña
Vecinos del nuevo barrio Judicial entregaron petitorio a Capitanich

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Con la firma de cerca de 30 personas, los vecinos del nuevo barrio Judicial adjudicado recientemente en Sáenz Peña entregaron en la mañana de este jueves, un petitorio al gobernador Jorge Capitanich donde reclaman que les fueron entregadas viviendas con presuntas deficiencias edilicias.

Según indicaron los vecinos la entrega de las viviendas se había formalizado el 17 de agosto de este año y al recibirlas pudieron constatar que “presentaba una serie de dificultades compatibles con deficiente construcción edilicia”.

 

En el petitorio entregado solicitan, además, “la urgente intervención de profesionales idóneos y la articulación de soluciones definitivas”. 



Con la firma de cerca de 30 vecinos entre ellos Darío Rainich, Mabel Alba, Marcela Jara, Sergio Ortiz, Karina Iznardo entre otros, en el petitorio piden la condonación parcial de la deuda o postergación del inicio del pago de cuotas (lo que descontamos se concretará en razón de las sumas dinerarias invertidas por la mayoría para dar parcial solución a los problemas), que esta situación amerita su directa intervención en cuanto a impartir a las autoridades pertinentes la solución urgente pero con la intervención de profesionales idóneos la articulación de soluciones definitivas y no meros paliativos de ocasión y la utilización o empleo de materiales de optima calidad.

 

Explicaron los adjudicatarios en la misiva entregada al gobernador que a medida que fueron ocupando las viviendas, se encontraron con un sinnúmero de irregularidades y vicios en la construcción, “lo que nos lleva de acuerdo al asesoramiento de diversas personas con conocimientos específicos en la materia a que aquellas que son verdaderamente estructurales y de compleja resolución, lo que a modo simplemente ejemplificativo se enumeran: levantamiento de la vivienda con apoyo de sus cimientos sobre terreno con relleno sin suficiente asentamiento, lo que provoca y provocará movimiento de sus paredes, utilización de cañerías de provisión de agua con evidentes rajaduras, provocando pérdidas intensas en su recorrido inundando sus habitaciones, lo que generará las roturas de gran parte de las paredes. Penetración de humedad por techos, aberturas con múltiples deficiencias que requieren directamente su reemplazo, ladrillos a la vista con erosión o desgaste marcado en su superficie y otras situaciones o anomalías de semejante magnitud y hasta peligro para los ocupantes de las viviendas”.