Miércoles, 31 Agosto, 2011 - 11:06

Una de ellas es penal por el delito de lesiones
Periodista pide celeridad en las causas judiciales que sigue al empresario radial "Paco" Saforcada

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El 22 de abril de 2011 se cumplió un año de la denuncia penal por insultos y agresiones que la entonces “movilera” de Radio Facundo Quiroga, Carolina Andrada, efectuó contra el dueño de la emisora, Francisco “Paco” Saforcada. En este tiempo se concretaron audiencias en sede judicial, sin resultados. La periodista relata que en la última de ellas Saforcada “lo único que hizo fue insultarme a los gritos y me faltó el respeto al ofrecerme una irrisoria suma de dinero”. Andrada reclama que se cite al empresario en carácter de “imputado”.



Carolina Andrada se acercó hasta la Redacción de DiarioChaco.com y detalló el estado actual de las causas penal y laboral que tiene en marcha contra el empresario Francisco “Paco” Saforcada -titular de FM Facundo Quiroga y de las señales que repiten las transmisiones de Radio 10, La 100, Del Plata y FM POP de Buenos Aires), a quien denunció por haberla insultado y agredido físicamente dentro de la emisora el pasado 22 de abril de 2010.



La causa penal se encuentra en la fiscalía de Investigación Nº 3 a cargo de Carmen Beatriz Scarpín; mientras que el juicio laboral depende del Juzgado Laboral Nº 1. En este contexto, Carolina detalló que durante este año se hicieron varias audiencias “donde en la mayoría de ellas no se llegó a mucho”.



Explicó que además hubo una mediación hace poco, pedida por el empresario Saforcada “en la que el señor lo único que hizo fue insultarme a los gritos y proponer una suma irrisoria de dinero la cual era una falta de respeto”, remarcó, para sostener luego que “por más que te paguen todo el oro del mundo vos no te olvidas nunca de ese momento, de ese horripilante episodio”.



TODOS SABEN QUIEN ES QUIEN

La periodista resaltó que confía en la justicia, aunque adelantó que seguirá “hasta lo último” en su desarrollo “porque acá nos conocemos todos y yo estoy muy tranquila de que la gente sabe quien es Carolina Andrada y perfectamente quien es Francisco Saforcada”. Para reforzar su apreciación referenció “varios episodios de violencia que éste tuvo en los últimos meses con otros periodistas”.



En un intento de tratar de entender la reacción del empresario, dijo: “Yo considero que él se muestra como es y para mi Saforcada hoy es el sinónimo de la falta de respeto nada más”.



“A mi entender fue una intención de protagonismo de una persona irracional, que puso en duda mi dignidad e integridad ante los medios, pero es cuestión de tiempo; el tiempo va a escribir en la justicia lo que yo estoy diciendo ahora”, definió.



LOS HECHOS SEGÚN ANDRADA

“EL 22 de abril de 2010 ocurrió un hecho lamentable en mi lugar de trabajo, en Radio Facundo Quiroga donde yo era movilera de la emisora. Todos los días a las 13, teníamos que volver a la radio a dejar los teléfonos, retornos y todo lo que usábamos para el trabajo”.



“Llego a la radio y la productora me avisa que uno de los dueños quería hablar conmigo y se retira del lugar, dejándonos solos a Francisco Saforcada y a mí. Empiezan a cerrar todas las puertas con llave”.



“Esa semana ocurrieron otros hechos periodísticos en los que fuimos amenazados un par de periodistas por lo que fuimos recibidos por Capitanich (Jorge, Gobernador de Chaco) dos veces. Desde el Ejecutivo nos llaman como movileros que tuvimos ese problema pero no llamaron a los medios como radios o medios de comunicación sino sólo a los protagonistas”.



“Yo vengo ese día  a la radio y me encuentro con que me empiezan a cerrar las puertas con llave y Saforcada estaba en el interior de la radio y me dijo que quería hablar conmigo ya en un tono agresivo”.



“Ahí empezó a los gritos a insultarme y yo no entendía cuál era el motivo del enojo. Me decía ´sos una hija de puta, quién te crees que sos, la dueña de la radio, esto no va a quedar así´. Todo esto fue primero en la parte de la técnica de la radio, después me hace pasar a los empujones a la parte del estudio”.



“Ahí también cierra una puerta de madera, la cual no tenía llave pero me empezó a empujar para sacarme mi celular porque yo cuando lo vi así ya empecé a llamar a la policía”.



“Me gritaba, me sacaba el teléfono, llegue a llamar al 911 dos o tres veces y la policía llegó al lugar pero no podía ingresar porque estaba todo cerrado con llave”.



“La explicación de él era que quien me creía que era yo para que me reciba el gobernador tantas veces y no ellos quienes habían pedido audiencia hace dos años atrás. Su enojo era porque el perdió protagonismo con el Ejecutivo”.



“De tantos empujones, en una de las veces yo pego la cabeza contra el borde de la puerta del estudio y sentí como que me iba a desvanecer pero no se cómo hice y aguanté. Nunca me pasó, pero en 30 segundos dije no voy a salir a la vereda a contar que él haya abusado de mi pero eso pensaba en ese momento. Él tenía la intención de lastimarme físicamente nomás”.



"Después de ahí me dijo ´hoy me vas a conocer´ y se va como para otra oficina a buscar algo. Yo aprovecho y salgo al hall de entrada de la radio que en ese momento tenía rejas y veo a través de ellas que hay gente afuera, vecinos del lugar y la policía también pero no podía ingresar”.



“También estaba el operador esperándome a media cuadra y vuelve porque es el único que tenía llave y cuando viene para entrar, Saforcada sale y me agarra del cuello delante de toda la gente. Entonces el operador abre la puerta, me lo saca de encima; cuando me lo saca él me da una patada en la panza por lo que yo me caigo sobre una moto que estaba estacionada ahí así que me lastime toda. Ya no tenía teléfono porque me lo había sacado y lo dejó adentro de la radio por lo que cuando el policía lo requisa él no tenía más nada mío encima. Aparte no podía entrar el policía a buscar nada porque eso es propiedad privada”.



“De ahí fui a la comisaría Duodécima, hice la denuncia y después vino él a hacer una denuncia diciendo que yo lo agredí. De todos modos entre un hombre y una mujer ya se sabe que mucho no se puede hacer. Salió, no habló con los medios siendo que afuera estaban todos los colegas. Yo sí hice declaraciones de lo que pasó”.



“Llamé al jefe de Policía desde otro celular y lo puse en conocimiento de lo que pasó. Salí de la comisaría, fui a Sanidad Policial y allí me atendió el médico”.



“Desde allí fui a la fiscalía a hablar con la doctora Scarpín. El planteo quedó como causa penal la de lesiones y la laboral sigue también su curso. El operador, Alberto Fernández presentó su causa laboral ya que hacía cuatro años ya que estaba en esa radio. Perdió el trabajo por defenderme ese día”.



“Hay testigos y periodistas porque yo venía de trabajar ese día con Leandro Ceroni, dejé mis cosas y ya me esperaba el operador para irme”.