Domingo, 28 Agosto, 2011 - 17:32

El gobierno diseña un acuerdo para encontrar solución a la población del interfluvio Teuco - Bermejito

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se trata de 150 mil hectáreas comunitarias que “por falta de racionabilidad de anteriores gobiernos, no se acordó la reubicación de los pobladores criollos”, explicó el titular de la dirección de Defensa al Ciudadano, Julio García lo que derivó en que ambas etnias queden asentadas en la misma zona, profundizando conflictos latentes y relaciones de mutua desconfianza.
 

El gobernador Jorge Capitanich convocó esta mañana a representantes de la población asentada en el Interfluvio Teuco-Bermejito con el fin de dar respuesta a la realidad que viven los pobladores indígenas y criollos. Se diseño un plan de acción consensuado entre las partes.


 


Del encuentro participaron miembros de la Organización Indígena Meguexogochic, representada por Zenón Cuellar; la Asociación Fortín, encabezada por Agustín Quiroga y la Asociación Interfluvio, con su presidente Juan Manuel Rodríguez. Así como representantes de los ministerios de Producción y de Gobierno, y el Instituto de Colonización.


 


Producto del encuentro se firmó un acuerdo entre las partes, el cual abarca puntos estratégicos que serán concluidos en diciembre.


 


En primer lugar, el Estado provincial constituirá una Unidad Ejecutora Provincial (UEP), la que depende directamente del gobernador, y tiene como objetivo asignar recursos específicos para 72 familias criollas que fueron reubicadas. El fin es resolver cuestiones habitacionales, pozos, sistema siivopastoril, alambrados, caminos de acceso y traslado de animales.


 


Como segunda medida, afectando al resto de la población, se llevará a cabo un relevamiento censal con el objeto de definir y certificar el estado actual de la ocupación de las tierras, el trabajo realizado por las familias, así como la infraestructura predial disponible.


 


Vale aclarar que dicho censo será realizado por la UEP teniendo un plazo de máximo de 45 días, contando, su contenido y evaluación del mismo, con las participación de ambas partes en conflicto.


 


Continuando con la política de dar participación a todas las partes afectadas, una vez que finalice el relevamiento censal se elaborará un programa de trabajo a los fines de establecer convenios definitivos, los que serán consultados con las comunidades indígenas.


 


En tercer lugar, el gobernador propuso que las familias que voluntariamente decidan trasladarse a tierras del Estado, serán incorporadas al programa diseñado por la UEP.


 


Finalmente el gobierno no extenderá permisos de explotación de bosques en las áreas de conflicto. No obstante lo hará ante pedidos fundados en áreas no conflictivas, siempre con la debida autorización de la UEP.


 


 


 


LAS OTRAS VOCES


 


Tanto aborígenes como criollos se mostraron muy conforme con el plan diseñado por el Gobierno, el cual contempla dar una inmediata solución al conflicto que concierne a la población asentada en el Interfluvio.


 


Zenón Cuellar opinó que “el acuerdo es muy bueno, nos permitirá solucionar parte del conflicto, pero hay que seguir trabajando”.


 


Por su parte Rodríguez expresó que, el encuentro con el gobernador fue “positivo, ya que nos permite llevar noticias buenas a nuestra comunidad que está muy preocupada”. En esta línea considero que es elemental trabajar junto al Gobierno, “es importante llegar a una solución después de tantos años de espera”, agregó.