Viernes, 26 Agosto, 2011 - 18:46

Familiares de jóvenes asesinados en Sáenz Peña realizaron una marcha pidiendo justicia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este viernes, un grupo de personas que perdieron algún familiar en un homicidio acompañaron el reclamo de Justicia de la familia del joven Eduardo Ríos del barrio Tiro Federal. Solicitaron a las autoridades judiciales que los culpables cumplan con sus respectivas condenas por haberles quitado la vida a sus familiares.

Manifestaron “vivir en la incertidumbre hasta tanto la Justicia no se expida sobres estas muertes ocurridas en Sáenz Peña a lo largo de este año”.



Varias familias de jóvenes asesinados en distintas circunstancias ya sea de enfrentamiento o de robo, marcharon para pedir justicia y que los culpables de tales hechos cumplan con la máxima pena.



La columna fue encabezada por familiares y amigos del joven Eduardo Ríos, asesinado en el barrio Tiro Federal de Sáenz Peña. La marcha finalizó frente al edificio de Tribunales como una forma de reclamar justicia.



De la marcha también participaron familiares del joven Nicolás Stefanovich, quién fuera asesinado meses atrás. Su padre Walter Stefanovich comentó la situación actual de la causa y destacó la participación de varias familias que estaban reclamando justicia, “estamos reclamando justicia por nuestros hijos que han sido injustamente asesinados, como en nuestro caso y que hasta ahora no hemos visto avances en la causa por parte de la justicia, ya que hasta ahora no se sabe nada sobre el delincuente que mató a mi hijo, continuando en libertad sin cumplir ninguna condena por el homicidio”.



Stefanovich al igual que familiares del joven Ríos aseguraron que “no quieren hacer justicia por manos propia. Estamos pidiendo que el homicida de mi hijo, en este caso, cumpla su condena en prisión como debe ser, pero hasta ahora nadie me ha asegurado que esté preso en este momento. Esta situación de incertidumbre hace que uno no pueda confiar en la justicia, porque nos sentimos indefensos, cualquiera viene mata, roba, nadie hace nada y si lo hacen el delincuente entre y sale por la misma puerta”.