Miércoles, 24 Agosto, 2011 - 18:50

Reunión en Buenos Aires
Directivos de Loterías Estatales Argentinas analizaron el control contra el lavado de dinero y el rol de los entes lúdicos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En representación del Chaco asistió el vocal Miguel Aquino. Se trataron temas vinculados al lavado de dinero, el mapa del juego en la argentina, y aspectos referidos al juego responsable que deben aplicar las empresas de juegos provinciales. “Es necesario que las entidades informen no solo a la UIF, sino también a la AFIP respecto de aquellas operaciones que se consideren sospechosas”, propuso Aquino. 

La Junta directiva de la asociación de loterías estatales argentinas en pleno se reunió para tratar cuestiones que hacen a la marcha de la institución y las loterías provinciales, a la que asistió en representación del Chaco el Licenciado Miguel Aquino vocal oficial del ente local.



En este encuentro presidido por el presidente Roberto López, la temática estuvo centrada en el seguimiento del plan estratégico de la institución y cuestiones referidas a las funciones de cada una de las loterías en cuanto a su rol de contralor de juego en su jurisdicción.



Tuvo especial tratamiento la temática del control contra el lavado dinero, y el rol que cumplen las entidades lúdicas argentinas, como agentes de información respecto a la unidad de información financiera.



“La UIF ejerce un control muy fuerte sobre las loterías, las salas de juego de todo el país, y una visión especial a las fundaciones en cuanto a su recepción y entrega de fondos a entes similares o que posean exenciones impositivas”, explicó Miguel Aquino, quien además dio su punto de vista en la materia de lavado de dinero, fundamentalmente al control que deben realizar los entes lúdicos en forma directa o a través de su participación en la generación de recursos que luego son destinados a entes de esta naturaleza.



El funcionario destacó también la necesidad de que los organismos lúdicos informen no solo a la UIF, sino también a la AFIP respecto de aquellas operaciones que se consideren sospechosas en el marco de la ley contra el lavado de dinero.