Miércoles, 24 Agosto, 2011 - 09:40

Opinión de nuestros lectores
En Chaco, Formosa y Resto del País
Gravísimo y Miserable Fraude (II)

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Si bien hoy me voy a centrar en mi Provincia, que es lo que estoy analizando con mucho detenimiento y de la que tengo una enorme cantidad de elementos que prueban el fraude cometido en estas elecciones, deseo hacer mención a que similares metodologías se encuentran en casi todos los distritos del País.

Ahora dicen que los telegramas no tienen valor, que solamente sirven para dar el escrutinio provisorio. Es cierto, en teoría, pero -en términos políticos y sociales- han influenciado y confundido a la clase política y al electorado hasta tal punto que el único mensaje que ha quedado es: “Cristina ganó y ganará”.


Daré, a modo de ejemplo, lo ocurrido en algunas otras provincias según el escrutinio provisorio:


- Capital Federal: Hay 10.808 votos más para presidente que para Diputados;


- Provincia de Bs.As.: 91.954 votos más para Prsidente que para Diputados;


- Mendoza: 36.746 votos más para Presidente que para Diputados;


-Tucumán: 36.618 votos más para Presidente que para Diputados;


- Entre Ríos: 50.567 votos más para presidente que para Diputados.


Repito, son sólo algunos pocos ejemplos.


Pero lo verdaderamente importante: Puedo asegurarles que estas elecciones constituyeron un fraude desde aún antes del escrutinio provisorio. Estas elecciones son un fraude en si mismas. Han sido sólo un elemento más de propaganda que colocó un Estado al servicio de un Gobierno, y un Gobierno al servicio de un partido.


Fueron utilizadas para instalar la idea de que son invencibles. No tuvieron ningún prurito ni limitación para hacerlo y mucho se ha hablado en estos días al respecto.


Recuerdo haber comenzado -yo mismo- al día siguiente de la elección, a denunciar que la Presidente no había conseguido el 50,07% de los votos positivos; que el Ministerio del Interior, a sabiendas (pues si no lo sabía tenía la obligación de saberlo) no computaba como válidos los votos en blanco, con la clara conciencia de que si lo hacía, con sus mismos datos, el porcentaje alcanzado era del 48,254%, un dato no menor del fraude preparado, ya que con esa cantidad no podían hacer la propaganda de “que eran más de la mitad”.


Y es que necesitaban hacerlo para tapar las denuncias de corrupción, como la de Sueños Compartidos, las rebeliones populares que se estaban dando en Jujuy, en Tucumán, con sus muertos y con sus heridos. Necesitaban tapar el uso de armas muy poderosas de quién sabe de qué procedencia. Necesitaban, también, tapar a Milagro Sala, a Moyano y a tantos otros impresentables que se tuvieron que esconder. En nuestra Provincia tuvimos candidatas que no aparecieron porque eran inmostrables, productos del dedo capitalino de la señora que somete a gobernadores sumisos y a nuestras autonomías. También lo usaron para dirimir internas partidarias.


Pero el mismo día de la elección comenzaron a escucharse muchas quejas de autoridades de mesa, de fiscales, de votantes que no pudieron hacerlo porque ya habían votado por ellos con DNI “fresquitos”.


Empezaron también a escucharse quejas de votantes que se atemorizaban ante la presencia de algunas autoridades o punteros que controlaban el grosor del sobre, ya que el papel azul del oficialismo era distinto, convirtiéndolo casi en un voto cantado.


Luego aparecieron los telegramas “truchos” o raros que denunciara antes de ayer y que tanta repercusión tuvo en los medios. Tanto es así que más de treinta tomaron la noticia y la reprodujeron. Hoy ampliaré con algunos ejemplos.


Tal vez el Ministerio del Interior se cree que con sacarnos la posibilidad de controlar los telegramas, va a conseguir tapar lo que es un fraude escandaloso. Se dieron cuenta tarde. Obran en mi poder datos de alrededor de ochocientos de ellos (telegramas), correspondientes sólo a mi Provincia, todos ellos con distintos niveles de gravedad.


También se escucha muy fuertemente la versión, muy difícil de probar -pues nadie va a declarar contra si mismo- de que se habrían pagado, en algunos lugares, mil pesos por los telegramas firmados en blanco. Lo pongo en potencial, creo que vale la pena mencionarlo. Dicen que cuando el “Río suena... “, y este sonido es muy repetido.


Dicen también que habrían jugado muy fuerte algunas internas partidarias del propio oficialismo y que se habrían cambiado votos a la candidatura presidencial por otros a candidaturas a Diputado. Lógicamente también es muy difícil de comprobar. Para los negocios sucios nunca se extienden recibos.


Además, el propio mecanismo de escrutinio provisional ha sido cuestionado por la misma Justicia Electoral, ya que depende del Ministerio del Interior y la Justicia no tiene “ninguna participación ni control sobre el mismo”, dato –nuevamente- no menor.


Dicen que los telegramas sólo sirven para dar las cifras del escrutinio provisorio. El Ministerio del Interior los dio con telegramas que no reunían los mínimos requisitos legales ni técnicos para hacerlo. Los resultados que dio no tienen ningún valor, podrían ser de cualquiera, y tal vez alguna vez se puedan conocer sólo con el escrutinio definitivo, cosa en la que descreo pues en el recuento del día de las elecciones, habrían desaparecido urnas, fajas, boletas electorales, etc. Y, como si fuera poco, ante los reclamos de algunas autoridades de mesa o de fiscales, las fuerzas de seguridad no habrían colaborado y, por el contrario, habrían alejado a quienes pedían su protección, dejando las urnas al arbitrio de quién sabe quien.


Para quienes quieren denuncias, oportunamente se realizarán, tengan la seguridad de ello.


Por otra parte, habría una infinidad de circunstancias oscuras que hacen de esta elección, la primera en su tipo, uno de los más vergonzosos atropellos a la voluntad popular. Los partidos políticos no deberían tener en cuenta estos resultados engañosos para fijar sus políticas electorales o modificarlas.


Antes de agregar a los anteriormente expuesto -y para no cansar- quiero decir que ofrezco sólo datos de otras mesas, representativas de lo que digo, pero lo afirmo y reafirmo, denunciando este fraude nauseabundo, sin que por ello me sienta impedido de pedir disculpas a muchos de los que me agredieron, insultaron o descalificaron por mi denuncia. Los comprendo perfectamente a todos aquellos que lo hacen desde una militancia convencida, lo hacen porque creen defender lo que consideran su verdad.


Les aseguro que no pertenezco a ningún “multimedios”, ni a ningún grupo de intereses, ni defiendo dineros que no poseo. Está muy lejos de mi intención el ofenderlos o molestarlos, creo firmemente en la necesidad de pacificarnos, de alcanzar consensos, de luchar juntos por los ideales que estoy seguro compartimos. No comparto para nada lo que dice Hebe de Bonafini sobre que somos enemigos, debemos superar esos odios y reencontrarnos para construir el futuro con respeto y pluralidad.


Lo hago porque, al igual que ustedes, creo defender mi verdad, mis principios, mi compromiso cívico, mi dignidad. Lo hago desde mi militancia progresista y popular, una militancia que cree en el humanismo, en el estado de derecho, en la diversidad de ideas, en la igualdad de posibilidades, en el respeto y la tolerancia, en la necesidad de vivir en paz, con esperanzas en un futuro mejor para todos.


Lo hago también porque nuestra generación recibió un país mucho mejor que el que estamos dejando a nuestros hijos y nietos. Una generación donde potreábamos en las calles, andábamos en bicicleta, jugábamos con pelotas de medias viejas o de goma, íbamos a la plaza, estudiábamos, veíamos que el trabajo de nuestros mayores permitía el progreso y dignificaba. Vivíamos en armonía con la naturaleza, con nuestros vecinos, con nuestros pueblos, con nuestras ciudades. La palabra empeñada tenía valor, existía la solidaridad y la seguridad también. Todo eso fuimos perdiendo, debemos recuperarlo.


Al igual que la mayoría, creo que deberíamos descansar un poco de la crispación política que nos cansa, que nos divide y nos inmoviliza.


Pedidas las disculpas a los militantes sinceros, y expresados mis anhelos, vuelvo al tema del fraude.


Lamentablemente no podemos dejarlo pasar. Si lo hacemos estaríamos resignándonos a perder todos nuestros derechos, nuestras garantías, nuestras libertades, nuestros bienes, para dejarlos en manos de unos inescrupulosos que sólo pretenden quedarse con la suma del poder para utilizarlo en su propio beneficio y entregar a cambio las migajas.


Sólo pensando en que nos merecemos algo mejor, en defensa del sistema democrático y republicano de gobierno, es que voy a cansarlos una vez más con lo ocurrido en otras mesas electorales que a continuación transcribo.


El Ministerio del Interior, desde un comienzo, trató de utilizar maliciosamente resultados parciales que sabía perfectamente no eran ciertos, manipulando una vez más a la opinión pública.


Reitero: esta elección es un fraude de comienzo a fin:


CHACO


SECCIÓN 25 CIRCUITO 134 “D” MESA 2134


Faltan datos esenciales, figuran 273 votos a Candidato a Presidente y ninguno a Diputado.


SECCIÓN 25 CIRCUITO 134 “D” MESA 2133


Faltan datos básicos, sin totales, sin votos para Presidente UDESO mientras para Diputados, la misma agrupación tiene 139 votos.


SECCIÓN 25 CIRCUITO 137 MESA 2230


Faltan datos, no coinciden los números, no están sumados los candidatos a Diputado que, en total son 53 contra 216 para Presidente. La diferencia... desaparecida.


SECCIÓN 24 CIRCUITO 131 MESA 2064


Faltan todos los datos, figuran sólo los datos a Presidente.


SECCIÓN 24 CIRCUITO 131 MESA 2060


Faltan datos esenciales, no coinciden las sumatorias aunque colocaron un total que las iguale. La suma verdadera correspondiente a Presidente es 239 y la real correspondiente a Diputados es de 47 votos, aunque colocaron 239.


SECCIÓN 13 CIRCUITO 94 MESA 1545


Los totales no corresponden, aunque los igualaron en la suma. Los votos reales, según aparecen serían: Presidente: 276 Y DiputadoS 120.


SECCIÓN 13 CIRCUITO 89 MESA 1448


Los totales no corresponden aunque los igualaron en la suma. Reales según lo que aparecen en telegrama: a Presidente 270 a Diputados: 62, según hacen figurar en telegrama: 270.


SECCIÓN 13 CIRCUITO 88 MESA 1423


No coincide total de votantes con totales reales ni con las sumas de cada columna que son inventadas. El telegrama consigna 255 votos en cada categoría mientras que las sumas dan: a Presidente: 111 a Diputados: 238.


SECCIÓN 11 CIRCUITO 80 MESA 1327


No coinciden las sumas, aunque las colocaron forzadamente como iguales.


Valores reales: A Presidente: 271 (coincide) a Diputados: 97 (Consignaron 271).


SECCIÓN 11 CIRCUITO 79 MESA 1289


No coincide el número de votantes con la cantidad de votos. Consignaron 265 personas, figuran solamente los parciales de votos a Presidente que suman 261. No hay votos para Diputados, aunque consignan 4 en blanco y la suma de 265.


SECCIÓN 1 CIRCUITO 1 MESA 6


258 Votantes pero 261 votos a cada categoría


Según el Ministerio del Interior se pueden verificar los datos en:


http://www.primarias2011.gob.ar/paginas/paginaspdf/provincias.htm


Sirva lo expuesto como una muestra más del fraude que denuncio. Una verdadera burla a la democracia y a las instituciones.


(*) [email protected]