Martes, 23 Agosto, 2011 - 10:47

El PJ y sus aliados se muestran los dientes en Resistencia
Mientras Martínez minimiza las diferencias con el progresismo, Acosta lo sindica como "peronista de derecha"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Nunca se pusieron de acuerdo en la integración de una lista el justicialista Gustavo Martínez, Raúl Acosta del Frente Grande de la Concertación y Humberto Bravo del Frente para el Cambio. El de SAMEEP le bajó el tono a las desavenencias con los adversarios que comparten la geografía del Frente Chaco Merece Más, pero Acosta interpretó su actitud como un ninguneo y quemó las naves: “Martínez pertenece al viejo peronismo de derecha del duhaldismo”.


Martínez, único “sobreviviente” del Frente Chaco Merece Más de cara a las elecciones comunales, había evaluado que sus chances para enfrentar a Aída Ayala no menguaban por el hecho de que Acosta y Bravo resolvieran competir “por fuera” de esa coalición. “Pensar así es subestimar al electorado”, reflexionó el domingo.



El peronista, consciente de las rispideces generadas por la falta de acuerdo, llamó a “confrontar sin agresiones, con propuestas a favor de los ciudadanos”, pero Acosta, enojado porque según él Martínez no se atuvo al acuerdo firmado ante el titular del partido, Jorge Capitanich, y el jefe de campaña Eduardo Aguilar, salió con los tapones de punta.



“Gustavo Martínez no acató la decisión del gobernador”, disparó. Se suponía que el armado consensuado dejaría el cuarto lugar de la lista de candidatos a concejales por Resistencia para la Concertación, y el séptimo para el Frente Grande.



En definitiva, esa falta de acuerdo podría considerarse el acto fundacional del Frente Grande de la Concertación, la coalición electoral de las dos fuerzas progresistas.



“FALTA DE RESPETO”



La actitud de Martínez, que “los dejó pagando” junto al ministro Juan Manuel Pedrini, Eduardo Aguilar y el propio Jorge Capitanich, cuando iban a ratificar el acuerdo, “es una falta de respeto”, dijo Acosta.



“Nos hicieron perder mucho tiempo, nosotros esperábamos que se cumpla hasta último momento el acuerdo con el gobernador, que no solamente es la máxima autoridad política sino el presidente del PJ; donde el gobernador pone su firma nunca pensamos que un dirigente de menor talla o representación como Gustavo Martínez no iba a respetar el acuerdo”, abundó el legislador del partido de la Concertación ahora candidato a intendente por la coalición que lo une al Frente Grande.



Para él tanto Martínez como Aída Ayala “son dirigentes de derecha”. La cerrazón de listas dentro del justicialismo sería un índice de esa tradición del “peronismo viejo de Duhalde, no el de Cristina Kirchner”, en el conductor de SAMEEP. Además, aseguroó, “el gobernador estaba enojado, porque él sumaba aliados en el Frente Chaco merece más y daba participación en la lista provincial de diputados, pero en Resistencia se rompía el frente”.