Lunes, 22 Agosto, 2011 - 16:05

La foto que Ricardo Sánchez nunca tendrá

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La visita de Flavia Palmiero dejó toda clase de anécdotas en la ciudad termal. Cuando la actriz llegó al Hotel Gualok el Salón Chaco estaba listo para la conferencia de prensa que brindaría junto a Antonio Morante. Ricardo Sánchez también estaba ahí y quería sentarse al lado de Flavia. Pero alguien, tal vez una mano negra, no iba a permitir que eso pasara.

Sucedió así: al principio en el panel había cuatro sillas: una para Flavia, una para Morante y dos más. Como no estaba previsto que las ocuparan, un empleado del hotel retiró dos. El diputado Sánchez fue por el otro lado y acercó una para él. Ahora había tres sillas.


Iba a empezar la conferencia de prensa. Flavia se dirigió a una de las sillas, Morante a otra y Sánchez a la tercera, pero justo cuando se iba a sentar lo interceptó un integrante de la producción de la artista y amablemente le indicó que “en la mesa, únicamente Flavia y el candidato”, es decir, Morante.


No sabemos qué cara habrá puesto el titular de la bancada oficialista, pero sí que se enojó lo suficiente como para retirarse del lugar acordándose seguramente de la parentela de unos cuantos productores y, por qué no, de algún compañero de militancia.


Eso sí, como sabemos que el legislador se moría por una foto con Flavia, desde este humilde rincón le regalamos el famoso retrato, que gracias a la teconología lo pone en donde siempre debió haber estado, por así decirlo.