Sábado, 20 Agosto, 2011 - 19:00

En Lanús
Radiólogo mató a su mujer porque chateaba con un supuesto amante

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un radiólogo mató de seis balazos en la cabeza a su mujer, en su casa de la localidad bonaerense de Lanús, luego de encontrarla frente a la computadora chateando con un supuesto amante, y luego intentó suicidarse, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho, que se difundió hoy, ocurrió el jueves cerca de las 20, cuando el hombre, identificado por las fuentes como Juan Héctor Pared (53), regresó a su casa situada en Dean Funes al 2840 de Lanús Oeste, en la que convivían junto a su mujer, de nombre Mónica (50).



Pared, un reconocido técnico radiólogo industrial especializado en oleoductos de gas y petróleo, encontró a su mujer sentada frente a la computadora presuntamente conversando a través de la red social "Facebook" con quien él sospechaba que era un amante.



Según contó a la prensa el abogado defensor Alberto Domínguez, "el hijo declaró que el padre lo llamó la noche del jueves diciéndole que se había mandado una macana, que se iba a suicidar porque había matado a la madre".



"El chico concurrió a la casa y se encontró con que la madre yacía en el suelo con seis tiros en la cabeza, con un bolso, porque aparentemente estaba por abandonar el hogar conyugal, y nos refirió que había infidelidad desde hacía mucho tiempo por parte de ella", relató.



Según la reconstrucción que hizo el abogado en base a lo que le dijo su cliente, "él llegó a la casa, la encontró chateando en Facebook con el amante, le recriminó esa actitud y terminaron con una discusión".



"El le pidió que no abandonara el hogar conyugal, porque ella era empleada de la empresa también, que no se retire y ella le lanzó una frase como diciendo que él no tenía agallas, le dijo `no tenés huevos para hacer nada`", afirmó el letrado.



Domínguez asegura que su cliente "no se acuerda más nada a partir del momento de que ella le lanza la frase, solamente que fue y tomó un revolver, como que tiene la mente blanco".



Tras efectuarle seis disparos con un revólver calibre .32, Pared tuvo la intención de suicidarse, pero su hijo justo llegó a la casa, se abalanzó sobre su padre y se lo impidió.



A los pocos minutos, arribó al lugar la Policía y se dispuso la detención del radiólogo, que quedó acusado de "homicidio agravado por el vínculo".



Segun las actas de procedimiento labradas en el lugar, el revólver utilizado era de un abuelo del radiólogo, que tenía papeles, pero del cual el profesional carecía de tenencia o portación.



El abogado adelantó que su estrategia será demostrar que su cliente actuó en estado de emoción violenta, ya que, a su entender "tuvo un arrebato de furia y después no recuerda ni siquiera haber llamado al hijo".



Agregó que al radiólogo no sólo lo perturbó encontrarla chateando, sino ver que tenía un bolso con ropa preparado como para irse de la casa.



Según las primeras averiguaciones de los investigadores, si bien Pared y su mujer convivían en el mismo domicilio, discutían permanentemente, dormían en camas separadas y estaban separados de hecho desde hace algunos años.



Pared sospechaba que su mujer se reunía con un amante cada vez que salía de viaje por el interior del país por razones laborales, y precisamente retornaba de uno de ellos la noche del homicidio.



El abogado de Pared reconoció que en la pareja hubo antecedentes de violencia, uno de ellos en marzo pasado cuando ella quiso abandonar el hogar para irse a vivir con una persona que según decía tenía mucho dinero.



Eso desencadenó una serie de golpes entre ambos, pero no se realizó ninguna denuncia policial.



Fuente. Telam.com