Viernes, 19 Agosto, 2011 - 10:21

Correo de nuestros lectores
Ahora Mijno deberá explicar tamaña cantidad de votos

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Hasta el docente mas alejado del centro chaqueño, se da cuenta que las medidas de SITECH son políticas partidarias y no conducen a obtener resultados que beneficien a sus asociados.El resultado de las elecciones primarias sorprendió al país todo; mas al Sr. Mijno, primero porque su paro político dos días antes de las elecciones primarias fracaso y seguirá fracasando.





Explicar la masiva adhesión que recibió el gobierno de Capitanich y su Ministro de Educación Francisco Romero, requiere de un gran esfuerzo intelectual por parte del Sr. Mijno ¿Si hiciera su autocrítica?



Seguramente no alcanza, ni sirve, hacer oposición política partidaria para negociar reivindicaciones salariales ¿O si?, tampoco ser demagógico con los representados, porque el sindicato debería ocuparse del docente, ahora Mijno deberá explicar tamaña cantidad de votos que ratifican la política educativa conducida por Francisco Romero.



Es acertado concebir el triunfo electoral de Coqui como el premio o el reconocimiento a la buena gestión de gobierno que le otorgo el electorado chaqueño, incluidos los docentes.

Hace solo tres años, Milton Capitanich, ganaba con apenas 1000 votos de diferencia, frente al poderío Rozista que anunciaba un triunfo con más de 30 puntos (Encuestadora de Andrés Rabossi).



También, en esa gestión que finalizaba, al docente lo pusieron de rodillas, iniciando una cacería de brujas sin precedentes en la Provincia , es mas a SITECH le sacaron hasta el Código de Descuento y el entonces gobernador Roy Abelardo se fue sin atenderlos dejándolos con una propuesta de aumento salarial de $50,00 una agresión mas al docente. Pasados tres breves años, en nuestra Provincia el docente incremento sustancialmente su salario, pero de eso no habla Migno, siempre desarrolla la memoria selectiva.



Lo extraordinario es que, desde esa elección a la fecha, las medidas sobreactuadas que lleva adelante Mijno, los paros y la agresión sistemática hacia Francisco Romero han sido la constante generando noticia contra el gobierno de Capitanich, tomando de rehenes a docentes y comunidad educativa con sus discursos de barricada.



En síntesis, se podría decir que Mijno, habiendo hecho todo lo que estuvo a su alcance para influir en el voto del electorado docente en contra de Capitanich- Romero, no tubo recepción en sus bases, las elecciones primarias Coqui ganó por paliza. ¿Qué sucedió, entonces? La respuesta, tal vez, habría que buscarla en las formas de hacer “sindicalismo” de Eduardo Mijno que lo muestra más como dirigente político que luchador sindical. Específicamente, en su oposición, porque demostró con hechos que más que luchar por nuevas conquistas salariales y mejores condiciones de trabajo lo que lo anima es la vocación de oposición.



(*) [email protected]