Jueves, 18 Agosto, 2011 - 19:48

Respuesta a Giardinelli desde ATECH: "La discusión por la excelencia educativa no desplazará el reclamo salarial"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Mientras Mempo Giardinelli consideró que “los docentes deben dejar de hablar de salarios para hablar de calidad educativa”, desde el gremio docente expresaron sorpresa y sostuvieron que “se dejará de hablar de salarios cuando los trabajadores de la educación tengamos sueldos dignos”.
 
 

En este sentido consideraron que al menos deberá hablarse de “un básico que sea equivalente como mínimo al 80 por ciento del costo de la canasta familiar, del que estamos muy lejos a la fecha”


 


Apuntaron además el flagelo que significa la inflación sobre el poder adquisitivo “cuando la inflación deje de ganarle a los salarios y cuando se termine con la nefasta política de los montos en negro”, podrá hablarse de un salario digno, apuntaron.


 


“Los trabajadores de la educación, a través de la ATECH trabajamos a diario por la calidad educativa, lamentando por cierto que quienes tienen poder de decisión permitan que a la fecha se siga trabajando en el marco de la ya felizmente derogada “ley federal de educación”, pues recién (la semana pasada) se ha efectuado –en nuestra Provincia-, una primera convocatoria para empezar a definir los nuevos diseños curriculares jurisdiccionales en el marco de la nueva ley nacional, para los que desde ATECH en particular,  planteamos por escrito,  aportes al Ministerio de Educación, que consideramos importantes con vistas justamente a la calidad educativa que pretendemos y merecemos”.


 


Consideraron que Llama poderosamente la atención “la distracción” en la que intentan sumergirse quienes pretenden acallar el justo reclamo salarial docente, para mostrarse “preocupados” por la calidad educativa”


 


Explicaron que “los docentes no somos responsables de la destrucción que han hecho quienes propiciaron y aplicaron la nefasta Ley Federal de Educación, con cuyos contenidos se sigue trabajando en gran parte de nuestro país y en nuestra provincia. Debería constarle al señor Giardinelli que dicha Ley fragmentó totalmente el sistema educativo argentino en su conjunto y que especialmente vació de contenidos a la educación secundaria, llevando al fracaso a generaciones enteras, fracaso del que ninguno de los responsables del dictado de esa ley, ni de los responsables de su aplicación recogen el guante para hacerse cargo de tal destrucción de la educación pública, estatal, gratuita y obligatoria”.


 


“Los docentes trabajamos todos los días por la calidad educativa, y gracias a ellos, por su  resistencia y su reclamo incesante logramos dar por tierra con la Ley Federal desctructora. Hoy, con la nueva ley, a pesar de estar vigente hace algo más de cuatro años, por la ineficacia de quienes tienen poder de decisión, no de los docentes, aún se sigue trabajando con los viejos contenidos de la Ley Federal. Hay que decir las cosas como son”, respondieron a Giardinelli


 


“Por último, queremos expresar al señor Giardinelli, respecto de su opinión sobre que los docentes bibliotecarios deberían dejar de atender los kioscos de la escuelas para abocarse a su tarea específica, que no solo los colegas bibliotecarios, sino los todos los docentes, (miles y miles en sus respectivas escuelas), y turnándose con muchos de los colegas, en una de las tantas tareas “extras” que nos ocupan a los docentes, atienden ese “kiosco” de golosinas montado provisoriamente en casi todas las escuelas de la Provincia, con el solo y único fin de reunir fondos para atender las necesidades mínimas indispensables para el funcionamiento de cada institución escolar, ante la desatención permanente del Estado, que no envía regular ni generalmente las correspondientes partidas de sostenimiento. Escuelas que por ende se sostienen y mantienen con el trabajo y esfuerzos mancomunados de los docentes, de los padres y de los alumnos”.


“Los trabajadores de la educación, a través de la ATECH trabajamos a diario por la calidad educativa, lamentando por cierto que quienes tienen poder de decisión permitan que a la fecha se siga trabajando en el marco de la ya felizmente derogada “ley federal de educación”, pues recién (la semana pasada) se ha efectuado –en nuestra Provincia-, una primera convocatoria para empezar a definir los nuevos diseños curriculares jurisdiccionales en el marco de la nueva ley nacional, para los que desde ATECH en particular,  planteamos por escrito,  aportes al Ministerio de Educación, que consideramos importantes con vistas justamente a la calidad educativa que pretendemos y merecemos”.


 


Consideraron que Llama poderosamente la atención “la distracción” en la que intentan sumergirse quienes pretenden acallar el justo reclamo salarial docente, para mostrarse “preocupados” por la calidad educativa”


 


Explicaron que “los docentes no somos responsables de la destrucción que han hecho quienes propiciaron y aplicaron la nefasta Ley Federal de Educación, con cuyos contenidos se sigue trabajando en gran parte de nuestro país y en nuestra provincia. Debería constarle al señor Giardinelli que dicha Ley fragmentó totalmente el sistema educativo argentino en su conjunto y que especialmente vació de contenidos a la educación secundaria, llevando al fracaso a generaciones enteras, fracaso del que ninguno de los responsables del dictado de esa ley, ni de los responsables de su aplicación recogen el guante para hacerse cargo de tal destrucción de la educación pública, estatal, gratuita y obligatoria”.


 


“Los docentes trabajamos todos los días por la calidad educativa, y gracias a ellos, por su  resistencia y su reclamo incesante logramos dar por tierra con la Ley Federal desctructora. Hoy, con la nueva ley, a pesar de estar vigente hace algo más de cuatro años, por la ineficacia de quienes tienen poder de decisión, no de los docentes, aún se sigue trabajando con los viejos contenidos de la Ley Federal. Hay que decir las cosas como son”, respondieron a Giardinelli


 


“Por último, queremos expresar al señor Giardinelli, respecto de su opinión sobre que los docentes bibliotecarios deberían dejar de atender los kioscos de la escuelas para abocarse a su tarea específica, que no solo los colegas bibliotecarios, sino los todos los docentes, (miles y miles en sus respectivas escuelas), y turnándose con muchos de los colegas, en una de las tantas tareas “extras” que nos ocupan a los docentes, atienden ese “kiosco” de golosinas montado provisoriamente en casi todas las escuelas de la Provincia, con el solo y único fin de reunir fondos para atender las necesidades mínimas indispensables para el funcionamiento de cada institución escolar, ante la desatención permanente del Estado, que no envía regular ni generalmente las correspondientes partidas de sostenimiento. Escuelas que por ende se sostienen y mantienen con el trabajo y esfuerzos mancomunados de los docentes, de los padres y de los alumnos”.