Jueves, 18 Agosto, 2011 - 10:42

Mendoza
Atacó a fierrazos a un profesor y le dijo: "Por bochar a mi hija"

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Un docente de Geografía recibió una brutal paliza a la salida de un colegio terciario de Mendoza. El agresor le quebró el tabique nasal y le dijo que era por haber aplazado a su hija en un examen.

El ataque ocurrió a dos cuadras de la escuela Normal Superior de la ciudad de San Martín, a 50 kilómetros al este de la capital mendocina. A las 11 de ayer, cuando terminó su clase, el profesor Rubén Ferreyra (53) partió rumbo a la parada de colectivos. Desde atrás, fue sorprendido por un hombre de unos 35 años, que comenzó a golpearlo con un tubo metálico que se utiliza para instalaciones de gas . El golpe con el caño fue directo a la cabeza y le fracturó la nariz. Luego, siguió golpeándolo en las piernas. El docente comenzó a sangrar y cayó al piso.



No pudo ver en detalle la cara del agresor , sólo recuerda que el hombre le dijo: “Esto te pasa, por haber bochado a mi hija”. El profesor fue asistido por otros peatones y trasladado al hospital Perrupato, donde fue controlado el sangrado y le curaron las heridas en la cara y las piernas. No necesitó quedar internado y, en compañía de policías que lo asistieron, fue a ampliar su denuncia a la Fiscalía de turno.



Tanto el docente como los funcionarios de la escuela no están seguros de que el agresor sea realmente padre de una alumna que había sido aplazada en la escuela Normal. El profesor recordó haber tomado un examen el lunes, pero dijo que “no hubo reacción ni quejas de los alumnos aplazados” ese día. Sorprendió también al docente que el hombre que lo golpeó era joven, que aparentaba unos 35 años y sus alumnos, que cursan la carrera docente, tienen entre 18 y 25 años.



Sin embargo, la Policía sostiene la hipótesis del padre que se tomó revancha. Está confirmado que no hubo intención de robo y, de acuerdo con la declaración del profesor a la Fiscalía, recibió la advertencia de que la paliza era por aplazar a una alumna.

Si bien el docente lleva más de cinco años en esa escuela, no vive en San Martín sino en la ciudad de Mendoza. Por lo tanto, no sabe si la persona que lo atacó es de la zona o familiar de algún estudiante.



Hasta anoche, los investigadores de la Distrital Este no habían identificado al agresor. “Estamos corroborando un lista de alumnos que el lunes pasado rindieron un examen con el profesor donde algunos fueron aplazados”, dijo el comisario Daniel Silva. Según declaró Ferreira, ayer volvió a tomar exámenes, pero todos los alumnos resultaron aprobados.

Fuente: 
Clarín