Miércoles, 17 Agosto, 2011 - 20:53

La presidente de Brasil se reunió con dirigentes aliados para evitar una fractura en la coalición gobernante

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, se reunió con dirigentes aliados para evitar una fractura en la coalición gobernante luego de que el Partido de la República anunció su salida.

Rousseff recibió anoche a líderes de los partidos Comunista, Socialista y Democrático Trabalhista, quienes habían expresado algunas diferencias con el Palacio del Planalto, al que adjudicaron una actitud de falta de diálogo.



"A la presidenta le está gustando tanto hacer articulación política que ahora hace reuniones hasta las 23 horas", declaró la ministra de Relaciones Institucionales, Ideli Salvatti, citada por la agencia de noticias Ansa.



El encuentro ocurrió horas después de que el Partido de la República (PR), con 41 diputados y 6 senadores, anunció que deja de integrar el bloque oficialista.



Hace un mes Alfredo Nascimento, titular del PR, renunció al Ministerio de Transportes, acusado de integrar una supuesta asociación ilícita que habría cobrado sobornos millonarios.



El gobierno apuesta a que la base de apoyo parlamentario continúe en pie pese a las prematuras crisis que afectaron a la gestión de Rousseff, que ya separó de sus cargos a tres ministros.



La salida del PR "preocupa, es un partido importante y vamos a hacer todo lo posible para continuar el diálogo con ellos", dijo el senador Romeo Jucá, titular del bloque oficialista.



Fuente: Télam