Domingo, 14 Agosto, 2011 - 22:58

Datos nacionales de las 23: Cristina 49 %, Alfonsín 13 % y Duhalde 12 %

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los cómputos marcan una amplia ventaja para la jefe de Estado en todo el país, excepto la provincia de San Luis, en donde se impone Rodríguez Saá. Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde pelean por el segundo lugar. Hermes Binner alcanzó el 10 por ciento, Alberto Rodríguez Saá el 7 y Lilita Carrió sólo el 3 por ciento.

Cerca de las 21:30, Cristina Kirchner salió a escena en el Hotel Continental para saludar a la gran cantidad de militantes quela esperaban. Sus primeras palabras fueron: “Quiero darles un agradecimiento a todos que no me entra en el corazón”.



“Gracias también porque hemos logrado en estas primeras elecciones primarias, que constituyen una verdadera reforma política, tener una presencia de votantes similar a la de cualquier acto general, lo que revela un acto de madurez de la sociedad argentina”, prosiguió la mandataria.



La Presidente felicitó a "todos los partidos, todos los candidatos, en todas las categorías" por haber realizado su "propuesta ciudadana" y contribuir a lo que denominó "una ampliación de la democracia".



Y enfatizó: "Quiero agradecerles a los hombres y mujeres que han confiado una vez más en este proyecto político. Y a los que no lo hicieron los invitamos a reflexionar porque necesitamos la unidad de todos los argentinos".



"No esperen de mí una palabra que agravie o que ofenda a alguien. No estoy para eso, no vine para eso. Quiero decirles que estoy orgullosa de coronar esta reforma política, que parecía imposible cuando yo era legisladora", completó.



A las 21, el ministro del Interior informó los primeros datos oficiales. Con poco más de 4000 mesas escrutadas, la Presidente lograba más del 50% de los votos, cifra que sufrió un leve descenso con el avance del escrutinio.



Según los primeros datos oficiales, Ricardo Alfonsín y Eduardo Duhalde pelean por el segundo lugar, con porcentajes en torno al 13 por ciento. Más lejos quedaron los candidatos Hermes Binner, Alberto Rodíguez Saá y Elisa Carrió.



El caso de "Lilita" es llamativo, ya que hace cuatro años, en las elecciones presidenciales de 2007, había salido segunda, detrás de Cristina Kirchner.



Jorge Altamira, candidato del Frente de Izquierda, por ahora consigue su "milagro" y con poco más del 2% de los votos logra llegar a las elecciones generales de octubre.



A partir de las 18 comenzaron a cerrar las 85.941 mesas que estuvieron habilitadas en 12.506 establecimientos educativos del todo el país. En ellas, casi el 70% del padrón -28.840.339 personas- participó en las primeras elecciones primarias de la historia.



Pese a la complejidad que planteaban a priori los comicios, la jornada se desarrolló con total normalidad. El sol y el buen tiempo fueron aliados incondicionales de la democracia y los focos de conflicto sólo estuvieron relacionados con la ausencia de algunas autoridades de mesa, las ya típicas discusiones sobre la distribución de las boletas dentro del cuarto oscuro y la escasez de tinta para sellar los documentos.



Si bien no se eligieron candidatos para los cargos principales, ya que los frentes electores resolvieron su oferta para octubre de antemano, el escrutinio servirá para conocer qué grado de respaldo tienen los postulantes a la Presidencia para las elecciones generales del 23 de octubre.



El kirchnerismo espera el inicio del recuento de votos con la expectativa de superar la línea del 40% y ratificar el favoritismo de Cristina Kirchner para obtener su reelección. Los opositores Ricardo Alfonsín, Eduardo Duhalde, Hermes Binner, Elisa Carrió y Alberto Rodríguez Saá pelean por el segundo lugar y suponen que quien lo consiga aglutinará el sufragio antikirchernista en octubre.



Las fórmulas de Proyecto Sur –Alcira Argumedo–, el Frente de Izquierda –Jorge Altamira–, el Partido del Campo Popular –José Bonacci– y el Movimiento de Acción Vecinal –Sergio Pastore– ansían llegar al piso de 1,5% de votos que les permita inscribir sus propuestas en las elecciones generales.



Alfonsín, candidato de Udeso, fue el primero de los postulantes a presidente en acudir a las urnas. Cerca de las 8:30 ingresó al cuarto oscuro de la Escuela Municipal N°1 de Chascomús para escoger su boleta. Una hora y media después, y casi a la par, Binner y Duhalde sufragaron en Rosario y Lomas de Zamora, respectivamente.



Cristina Kirchner esperó a las 11:30 para emitir su voto en Río Gallegos, capital a la que arribó el pasado jueves para acompañar a su hijo Máximo y a su nuera Rocío, quienes esta semana perdieron un embarazo.



Vestida de negro, la mandataria se hizo paso en un corredor especialmente diagramado que la esperaba en el Colegio Fátima, sacó de su cartera el nuevo documento celeste, entró al cuarto oscuro y finalmente introdujo su sobre en la urna 529. Contra su costumbre, y no sin antes organizar personalmente a los periodistas, la jefa de Estado aceptó responder algunas preguntas de la prensa. Esta vez no protagonizó ningún incidente con los fotógrafos.



“Es un día fantástico en todo el país, lo que permite un acto electivo muy importante. Este es un hecho histórico. Es la reforma política más importante desde 1983 a la fecha, donde todos los argentinos pueden elegir a sus candidatos. Además, hay cuatro provincias que eligen sus postulantes a gobernador. Es un salto cualitativo muy grande”, declaró.



Además de las 10 listas únicas de precandidatos a presidente y vice, en todo el país se presentaron 251 listas de diputados nacionales y 61 de senadores.



También hubo elecciones internas de candidatos a la Gobernación en cuatro provincias (Buenos Aires, San Luis, Entre Ríos y San Juan) y disputas internas por Intendencias (el caso emblemático es el de la provincia de Buenos Aires).



Para las primeras elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias de la historia argentina 28.840.339 personas se encontraban habilitadas para votar. De ellas, el 37,73% se concentra en Buenos Aires, provincia que, como en años anteriores, es crucial en la definición de la carrera presidencial.



Más atrás, con más de dos millones de electores, se ubican la provincia de Córdoba (8,67%), la Ciudad de Buenos Aires (8,62%) y Santa Fe (8,46%). Cabe destacar en este caso que, por primera vez en la historia, la "Docta" consiguió superar a la Capital Federal en cantidad de personas habilitadas para emitir su voto. Con menos de la mitad que las anteriores, Mendoza concentra al 4,27% del padrón electoral, mientras que Tucumán tiene en su territorio al 3,19%.



Ya con menos de un millón de votantes se ubican Entre Ríos (3,19%), Salta (2,83%), Chaco (2,64%), Misiones (2,5%), Corrientes (2,42%) y Santiago del Estero (2,08%). En tanto, con menos de quinientos mil personas habilitadas para sufragar se hallan San Juan (1,62%), Jujuy (1,54%), Río Negro (1,52%), Neuquén (1,41%), Formosa (1,25%), Chubut (1,25%) y San Luis (1,08%).



Por último, las cinco provincias con menor población del país, cada una de ellas con menos del 1% del padrón total: Catamarca (0,89%), La Pampa (0,87%), La Rioja (0,8%), Santa Cruz (0,69%) y Tierra del Fuego (0,34%).