Viernes, 12 Agosto, 2011 - 09:35

Asesinaron a una mujer argentina en España

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Una argentina de 45 años fue encontrada muerta el jueves en su casa en Málaga, según indicó el diario Sur, de esa ciudad española. No trascendió la identidad de la persona, pero sí se supo que fue por  heridas de arma blanca.

El cadáver fue hallado en una vivienda de la zona de Calahonda. Fue el hijo de la víctima quien encontró el cuerpo en el interior de un departamento en el complejo Alhamar, situado a la altura del km 197 de la carretera N-340.



La Guardia Civil española comenzó a trabajar con la hipótesis de un homicidio debido a las heridas observadas en la víctima.



En la tarde de ayer el cuerpo fue trasladado al Instituto Anatómico Forense para que se le practique la autopsia.



Algunas versiones apuntaban también ayer a que el piso presentaba un cierto desorden lo que apuntaría a un posible robo como origen del incidente, pero no se descartan otra causas. Los agentes de la Brigada Judicial de la Policía Científica de la Guardia Civil estuvieron toda la tarde recogiendo pruebas y a las 21. 30 se procedió al levantamiento del cadáver tras la pertinente orden judicial.



La sorpresa era grande anoche entre los residentes de la urbanización. Algunos vecinos manifestaron que no habían escuchado nada extraño. Otros indicaron que la mujer llevaba bastante tiempo residiendo en la urbanización de apartamentos que ahora en verano está casi completamente habitada.



Pero la víctima, según algunos testimonios de vecinos recogidos por este periódico, no estaba de paso sino que era residente habitual en la zona. Aparentemente era una mujer tranquila que no había provocado ni tenido ningún tipo de problema con el vecindario.



SEGUNDO CASO


El año pasado, otra mujer argentina, en ese caso de 56 años, había sido asesinada a puñaladas en España. Ese homicidio ocurrió en la ciudad de Valencia y, tras la investigación de la Guardia Civil española, se determinó que su pareja había sido el agresor. Acorralado por las pruebas en su contra, el hombre confesó el crimen.



Como otro antecedente de violencia contra mujeres argentinas en Málaga figura el crimen de Cecilia Natalia Coria Olivares, una joven de 25 años que trabajaba en un bar de esa ciudad. En septiembre de 2008, un marroquí que había sido pareja de esa mujer llegó al bar y directamente atacó a la chica frente a la mirada de otros trabajadores del local y de clientes.



Coria Olivares murió a causa de las heridas provocadas por un cuchillo. Ese mismo año, otra argentina fue asesinada a puñaladas en Santiago de Compostela.