Jueves, 11 Agosto, 2011 - 20:54

La Alianza denunció "daños al patrimonio ciudadano" por pegatinas

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Son esas cosas de campaña. O más bien campañas de viejas épocas y no lo terminamos de entender. La Alianza denuncia que “un grupo importante de personas” comandadas por el PJ, entre los que se contaría el reconocidos Oscarcito Fernández, pegaron falsos carteles proselitistas de Aída Ayala en espacios públicos.



Si acaso eso sucedió, nos preguntamos en qué mente (¿política?) cabe suponer que pegar falsos carteles de una campaña apócrifa sirve, a esta altura de los acontecimientos, para hacer campaña o para generarle algún daño al rival. Es decir, ¿alguien creyó que alguien les iba a dar bolilla?



Usted, lector dirá: “pero qué dicen los carteles”. Pues no se sabe. Eso no se informa. De hecho parece que los carteles no decían nada. Se sabe que aparecía la foto de Aída Ayala y la de Alfonsín, a quien la intendente abiertamente apoya como candidato nacional. A esta altura estamos un poco desorientados.



Comprendemos sí que a la jefa municipal pueda molestarle que otros se arrogaran impunemente el derecho de llenar de pegatinas las paredes de edificios públicos, porque “Aída Ayala ratificó el 20 de junio, como en cada proceso electoral el compromiso ciudadano con la Fundación Ciudad Limpia de no ensuciar con pegatinas los espacios públicos”. Pero todo lo demás es poco claro.



Para colmo de esfuerzos despilfarrados, el partido centenario señala que “se iniciaron acciones legales solicitando a la justicia que investigue el origen de las impresiones y los responsables de las pegatinas”. Seguramente la justicia no tiene causas más importantes en las que perder el tiempo. Por eso, que investigue pegatinas.