Miércoles, 10 Agosto, 2011 - 19:59

Opinión de nuestros lectores
Los ojos en las elecciones

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Elecciones: elegir, decidir. Como queremos seguir viviendo o como nos gustaría vivir. Votar tendría que ser la manera de expresar nuestro deseo.
Algunos están definidos, otros todavía dudando, y muchos rezongando. Están los que saben la importancia del acto eleccionario y de los que obligadamente concurren, siendo su emisión un acto reflejo, o la copia a alguien.

Últimamente se han vivido grandes eventos, inauguraciones, festivales, obras de pavimentación, de agua, entregas de viviendas, etc. La verdad, todas buenas noticias.



Pero mientras se aplaudía cada una de estas cosas, la inseguridad y los accidentes de tránsito, ocupaban, (ocupan), espacios en diarios y portales, provocando esa tristeza que se contrapone a los otros momentos de alegría.



¿La falta de seguridad tiene que ver con “lo que falta”, con “el exceso”, o ya se lo aceptó como un factor natural de la cultura de la época?



Son esos desmanes con que se hace “uso” a la ciudad, a la sociedad, lo que sucede en hasta en espacios que son para la gente.



La violencia, como violación de los derechos de los demás, robos, asaltos, etc, aunque algunos opinen que el semillero está en la pobreza, habría que ver a quienes se considera “pobres”, y cuales son los indicadores, si se refieren a la cantidad de medios materiales, la calidad de vida , el analfabetismo, al hambre.



La violencia es una conducta deliberada, lo que se ejecuta con la fuerza, o a la fuerza., podría decirse que está inmersa como modalidad en la sociedad, lo que significa que en niños y jóvenes son casi una imitación de algunos adultos. No es un modo para enriquecerse siquiera, sino la manera dañina de mostrar descontento o un sentimiento que no se justifica.. Quizás una equivocada ambición (o envidia) de insumos que el marketing ahoga: motos, celulares, camperas, plasma, etc.



Y aún luego de la algarabía de festejos, donaciones o entregas de beneficios, el descontento vuelve a manifestarse a corto plazo.



La ciudad luce con un tráfico que indica que un número considerable tiene acceso a vehículos, y más aún a los de dos ruedas. Y ellos que disfrutan del vértigo soñado, son las primeras víctimas, aún así el número no disminuye, como que la “maniobra” o las instancias se repiten sin tomarse en cuenta.



Los accidentes de tránsito, son un tema que está expuesto con numerosas aristas para analizar y reaccionar. ¿Se corrige?



Estamos hablando de dos males que nos azotan que quitan la sonrisa: los accidentes del día a día y la violencia en muchos órdenes.



Tiempo de elecciones: esas cosas que nos “golpean violentamente”, ¿cuáles son las propuestas? El pueblo elige.





(*) [email protected]