Miércoles, 10 Agosto, 2011 - 13:10

700 internos de huelga hambre en la Unidad Penal de La Plata

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Reclaman atención médica adecuada luego de que fallecieran tres internos alojados en esos pabellones durante este año por enfermedades no asistidas.

También piden por condiciones humanas de detención, falta agua potable y calefacción, las ventanas no tienen vidrios y la alimentación es escasa. Los pabellones están sobrepoblados. Además, cuestionan la reiterada morosidad judicial.



El Comité contra la Tortura de la Comisión  por la Memoria de Buenos Aires,  visitó a los detenidos de los pabellones 7, 8, 13, 14 A, 15 y 16 A de la Unidad Penitenciaria Nº 9 de La Plata, que se encuentran en huelga de hambre desde el 1 de agosto.



Allí constató que las condiciones de detención en el penal son totalmente contrarias a los estándares internacionales vigentes. Los detenidos reclaman a los Poderes Ejecutivo y Judicial, el cumplimiento de las normas mínimas que rigen sus condiciones de detención y el acceso a la justicia.



La atención de la salud es deficiente: en el transcurso del 2011 fallecieron tres personas en la unidad por cuestiones de salud no atendidas debidamente. La atención de la salud se agrava en todo el sistema penitenciario, de las 133 muertes registradas en el Sistema provincial en 2010, 95 respondieron a casos de enfermedades no asistidas de manera adecuada.



Se entrevistaron detenidos con enfermedades graves no asistidos, sin medicación ni tratamientos, pacientes con VIH, tuberculosis y otras enfermedades graves sin control o medicación, detenidos con bolsas de colostomía desde hace más de dos años sin ser operados y diferentes casos que se agravan por la deficiente alimentación que provee el SPB. Los turnos de atención en los hospitales son habitualmente cancelados por deficiencias del SPB para el traslado de los detenidos.



A raíz de los problemas con la alimentación y medicación, los detenidos con VIH, gastritis u otras enfermedades se encuentran muy débiles. La alimentación es de escasa en cantidad y calidad, no se provee de dietas gástricas prescriptas ni de lácteos, verduras ni frutas, y las porciones de carne son nulas; tampoco se les permite a los familiares ingresar alimentos en las visitas.



Otro agravante son las condiciones inhumanas de detención: los pabellones no cuentan con agua potable, no hay calefacción y las ventanas no tienen vidrios. Tampoco acceden a duchas y no les proveen elementos de limpieza o aseo personal. Las instalaciones eléctricas no cumplen con los recaudos mínimos de seguridad, cables colgando sin aislamiento e instalaciones sobrecargadas que provocan cortes de energía frecuentes.



Esto se produce en pabellones sobrepoblados y con problemas de hacinamiento que contribuyen a la propagación de enfermedades. Mientras que los estándares internacionales indican para el alojamiento 7 mts2 por detenido, aquí se alojan 2 personas en 4,5 mts2.

También se denuncia el maltrato que padecen los familiares que concurren a visita, quienes son sometidos a requisas vejatorias e inhumanas.

La mayoría de los detenidos denuncia también la morosidad judicial, falta de celeridad en los juicios o apelaciones, falta de contacto con jueces y defensores, plazos excesivos de prisión preventiva.



La huelga continúa a la espera de respuestas estructurales de parte de las autoridades provinciales y judiciales, a los reclamos planteados.



El Comité contra la Tortura inició un habeas corpus colectivo que tramita ante el Tribunal Oral en lo Criminal Nº 5 de La Plata solicitando la rápida intervención para mejorar las condiciones de detención inhumanas descriptas y garantice el acceso a una atención médico-sanitaria adecuada. También se iniciaron más de 80 habeas corpus individuales en casos de detenidos con graves violaciones de derechos y nulo acceso a la justicia. El Tribunal aun no resolvió el habeas corpus, pero dispuso la inmediata atención médica de todos los detenidos.