Martes, 9 Agosto, 2011 - 15:27

En Sáenz Peña reabrieron las puertas de la fábrica de colchones Zozzoli

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este martes se reabrió la fábrica de colchones y somieres Maxiking. Capitanich encabezó el acto que se realizó este martes Sáenz Peña. El primer mandatario indicó que la iniciativa propiciará un crecimiento en la economía provincial. La iniciativa privada genera empleo formal para 60 personas en su etapa inicial.

Este martes en Sáenz Peña se reabrió la fábrica de colchones y somieres Maxiking. Del acto participó el gobernador Capitanich junto a Daniel Zozzoli, titular de la empresa, el ministro de Economía, Eduardo Aguilar; el intendente de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini; el diputado nacional, Antonio Morante; el presidente del Nuevo Banco del Chaco, Juan Carlos Saife; el presidente de la Federación Económica del Chaco, Roberto Lugo, entre otros. Además se hicieron presentes concejales municipales y el equipo de economía e industria de la provincia.



Capitanich en el acto señaló la importancia de la firma para el crecimiento de la economía provincial, así como también la generación de nuevos puestos de trabajo. “Esperamos el momento” aseguró el titular de la firma quien detalló que desde el 2009 comenzó a desarrollarse.



El gobernador Jorge Capitanich encabezó el acto en el cual se inauguró la planta de la fábrica de colchones y somieres Maxiking de la firma Zozzoli el cual se realizó esta mañana en Sáenz Peña. El primer mandatario indicó que la iniciativa propiciará un crecimiento en la economía provincial.



Junto al gobernador estuvieron Daniel Zozzoli, titular de la empresa; el ministro de Economía, Eduardo Aguilar; el intendente de Sáenz Peña, Gerardo Cipolini; el diputado nacional, Antonio Morante; el presidente del Nuevo Banco del Chaco, Juan Carlos Saife; el presidente de la Federación Económica del Chaco, Roberto Lugo, entre otros. Además se hicieron presentes concejales municipales y el equipo de economía e industria de la provincia.



En su discurso, el gobernador hizo hincapié en lo que significa para los chaqueños que una empresa tan importante como Zozzoli decida reinstalarse en la provincia. “A partir de hoy muchos trabajadores tendrán una fuente de ingreso, que refuerza la dignidad de las personas”, aseguró.



La iniciativa privada genera empleo formal para 60 personas en su etapa inicial, comenzando una producción diaria de 200 unidades, la que se incrementará permitiendo la incorporación de 150 nuevos empleados para una segunda fase. “Los chaqueños no tendrán que ir a buscar nuevos horizontes a otras provincias si somos capaces de seguir generando estas condiciones en el Chaco”, aseguró Capitanich.



La reapertura de la firma permitirá un crecimiento expansivo en la economía provincial. En esta línea el gobernador señaló que es una política de su gestión generar las condiciones propicias para la radicación de empresas en el Chaco.



“En el primer trimestre la economía chaqueña creció un 15%, que es el mismo progreso que se espera para la segunda parte. Esto también es parte de un trabajo mancomunado entre Gobierno e inversión privada”, remarcó Capitanich.





EL MOMENTO PARA VOLVER

Zozzoli realizó una reseña histórica de la empresa y mencionó que pese a funcionar tantos a años en Salta, nunca se dejó de lado la idea de invertir en Sáenz Peña. “Esperamos el momento”, relató y destacó que en 2009 vio en la provincia posibilidades de reabrir la fábrica, cuando el Chaco comenzó a desarrollarse y el producto se fue posicionando en todo el NEA y el Litoral. Detalló que hasta hoy la compañía producía 160 somieres diariamente, pero desde mañana superarán los 200, utilizando 100.000 pies de maderas al mes



Es así que, según señaló, se decidió construir un edificio propio que genere comodidades tanto para la atención de los clientes como para el trabajo de los operarios. En este aspecto señaló que el proyecto se llevó a cabo con profesionales de la localidad.



El empresario agradeció al gobernador por el entusiasmo mostrado desde un primer momento. “Es así como los empresarios nos contagiamos y queremos invertir”, explicó.



Aseguró que la inauguración es el punta pie inicial de un proyecto industrial ya que se proyecta ampliar la comodidad y la logística - con salón de ventas y oficinas. Anticipó que se planifica, para noviembre, poner en marcha en uno de los laterales del predio, una fábrica de patitas de somieres que funcionar con mano de obras chaqueña. Además proyecta abrir una fábrica de colchones de espuma; “para que desde esta región podamos llevar al país nuestro producto”, a todo el país.



ESTÍMULOS PARA GENERAR LA CREACIÓN DE EMPLEO FORMAL

El ministro de Economía, destacó la inauguración de la fábrica de colchones y somieres “Maxking”, en Sáenz Peña, “donde el crecimiento y la llegada de empresa, está generando lo mismo que ocurrió en Puerto Tirol donde la capacidad de recepción de inversiones por terrenos se vio colmado por la llegada de industrias de varios rubros”.



Aguilar destacó el crecimiento de la generación de puestos de trabajos en el sector industrial, “donde se logró superar la barrera de los 10.000 empleos industriales, algo que jamás había ocurrido en la provincia”.



La importancia de generar políticas económicas que incentiven la llegada de la inversión de industrias y por ende la creación de puestos de trabajo; “es el camino que debe preservarse para seguir avanzando”, resaltó.



En ese contexto, Aguilar recordó algunos de los estímulos que son otorgados por el Gobierno chaqueño para alentar la radicación de industrias y la generación de empleos. “En este momento, todo puesto nuevo de trabajo no paga aportes patronales durante dos años; además, todo crédito de las empresas, tiene más de seis puntos de subsidios en la tasa de intereses; en cuanto a las máquinas que compra una empresa, la Provincia puede devolver hasta en un 30 por ciento del monto, en un plazo de cinco años”, enumeró.



Con las políticas económicas aplicadas por el Ejecutivo provincial en los últimos tres años y medio, “se avanza en lograr la continua llegada de inversiones al Chaco, situación que destierra la idea de que la provincia no podía captar inversiones, que no podía industrializarse y que no podía exportar”.