Martes, 9 Agosto, 2011 - 10:00

Desde Desarrollo Social
Alfabetizan a padres de niños con problemas nutricionales

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El trabajo es realizado por la Unidad de Seguimiento Nutricional que efectuó una jornada de trabajo para avanzar en la alfabetización de los padres o tutores de los niños con déficit nutricional. Estas acciones responden a metas del Gobierno que prevé que para el 2012 no existan analfabetos en el Chaco.





La Unidad Seguimiento Nutricional, espacio del Gobierno que se ocupa de la recuperación de niños con alteraciones nutricionales, llevó a cabo en la Escuela Nº 116 un encuentro con promotores que realizan su labor en terreno, para avanzar en un plan de trabajo que tiene como objetivo alfabetizar a los padres o tutores de los niños con los que trabaja la Unidad.



La propuesta de este órgano conducido por el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos, al cual lo complementan la cartera sanitaria y la de Educación, alcanzará tanto a analfabetos como a aquellos que cuenten con estudios primarios o medios incompletos.



La iniciativa surgió luego de los informes surgidos de los relevamientos territoriales, que daban cuenta sobre la necesidad de trabajar el aspecto educativo. Es importante indicar que esta tarea se suma a la entrega de módulos alimentarios y controles sanitarios de los niños.



“Existe una relación directa entre el grado de instrucción del padre o tutor con el grado nutricional del niño”, consideró el coordinador de la Unidad de Seguimiento Nutricional, Ignacio Arano. Además de la atención alimentaria y el seguimiento de cada caso mediante periódicos controles sanitarios, la unidad realiza también talleres de capacitación en los que se brindan a los padres guías nutricionales.



A su turno, la coordinadora del Plan Provincial de Alfabetización, María del Carmen Fernández, coincidió con Arano en la interrelación que existe entre las alteraciones nutricionales de niños y la falta de instrucción de sus padres o tutores. En ese sentido, Fernández resaltó la importancia de la apertura de una nueva línea de intervención para dar respuestas a esta demanda social.



“En 18 meses hicimos un relevamiento que indicó que existen en la provincia 10.800 analfabetas que hoy están aprendiendo a leer y a escribir”, recordó la funcionaria para agregar que el trabajo territorial es constante para determinar si es necesaria la apertura de nuevos centros de alfabetización.



“Los resultados de este trabajo no se observan en el corto plazo, pero es una obligación del Estado atender este problema social”, indicó para añadir que existe una meta del Gobierno para que en 2012 Chaco no cuente con analfabetos.



EL TRABAJO DE LA UNIDAD




La Unidad de Seguimiento Nutricional, efectúa una labor que obtiene excelentes resultados en el área metropolitana en lo que respecta a la recuperación de niños de 0 a 6 con déficit nutricional. Para ello entrega módulos alimentarios, lleva a cabo el acompañamiento médico del caso a lo que se agrega un abordaje integral con el resto de la familia.



Recientemente, este espacio extendió su área de trabajo a Sáenz Peña y Charata, localidades en la que ya se sistematizaron los primeros resultados. “Comenzamos con una etapa de evaluación para establecer los vínculos y articulaciones con centros de salud, lo que nos permitió intervenir en algunos casos para comenzar con la recuperación”, indicó Arano.