Domingo, 7 Agosto, 2011 - 13:15

Provincialización
El surgimiento de una provincia

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En la primera mitad de la década del 1950, nuestro país vivía un proceso de desarrollo inédito en su historia. Pero, lo más notable de ese momento fue que el avance estaba acompañado con un vertiginoso ascenso de la calidad de vida de los trabajadores.



Nuestro suelo era sólo uno más de los “territorios” en los que el país había sido dividido en 1884.



La institucionalidad no era ni es otra cosa, que el reconocimiento como ciudadanos plenos a los habitantes de un lugar. El camino fue arduo, muchos fueron los movimientos y reclamos de integración política, ya que los territorios nacionales no tenían representación parlamentaria ni podían elegir sus gobernantes. Pero, por diferentes causas, los proyectos de ley nunca fueron tratados ni considerados seriamente. Sin embargo, con la llegada del General Perón al poder en 1946, los gremios y la delegación de la CGT, junto a Eva Perón, presidenta del Partido Peronista Femenino, presentaron una nota al Senado de la Nación pidiendo la provincialización, el Senado accedió a tratar el proyecto de ley, que se sancionó en julio de 1951 y fue promulgado el 8 de agosto del mismo año.



Pero, el logro fue, más allá de la decisión de las autoridades de entonces, de un puñado de habitantes con incansables ganas de convertirse y de ser reconocidos como ciudadanos plenos. Así nacimos como definitivamente chaqueños. Así nacimos Chaco.



Esa “provincialidad” debe significar para nosotros no sólo el compromiso con nuestro presente, sino también el reconocimiento cabal de nuestro pasado. Porque quienes nos antecedieron en este bendito suelo nos dejaron un legado plagado de aciertos y heroísmos; aunque, también de desaciertos y deudas con la historia.



Después de la debacle que significó para el pueblo argentino la década de los ’90, donde el neoliberalismo imperante nos dejaba el mensaje de “Sálvese quien pueda”, hoy podemos afirmar con orgullo que desde las gestiones nacional y provincial se trabaja en un paradigma que realza al trabajo como ordenador social. Podemos decir que le estamos ganando la batalla a la desocupación, a la desnutrición, a la exclusión social, que estamos redefiniendo la mirada del Estado hacia los niños, las niñas y los adolescentes como sujetos plenos de derecho; que estamos mejorando la calidad de atención que se otorga a nuestros adultos mayores, y en especial aquellos que pertenecen a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad; estamos cumpliendo con la consigna “El agua, factor de inclusión social”, universalizando el servicio en la provincia, e implementando un plan intensivo de viviendas para todos los chaqueños.



Además, podemos mencionar el fuerte respaldo que desde esta gestión de Gobierno se ha dado a la cuestión de los Derechos Humanos, especialmente en el esclarecimiento de causas históricas de delitos de lesa humanidad como las conocidas como “Caballero” y "Masacre de Margarita Belén" y la reivindicación histórica que hemos emprendido como chaqueños con acciones que intentan incluir cada vez más y mejor a todos, absolutamente a todos, los que por haber nacido, crecido, optado y parido sueños en este terruño nuestro, podemos cada vez con más orgullo decir que somos chaqueños. Que, cada vez y con más dignidad, somos Chaco.



Me despido de mis comprovincianos con un fuerte abrazo.
Fuente: 
(*) Ministra de Desarrollo Social y Derechos Humanos de la Provincia del Chaco.