Viernes, 5 Agosto, 2011 - 08:28

Libres del Sur repudia las declaraciones de Alfonsín sobre Zaffaroni

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Este especio político calificó de “lamentable e irresponsable” el pedido de renuncia realizado por el precandidato a la presidencia Ricardo Alfonsín al juez de la Suprema Corte de Justicia. Remarcaron su apoyo a la pertenencia de este en sus funciones.

El partido dio a conocer su análisis a través de un comunicado que expresa textualmente: “En una lamentable e irresponsable declaración el precandidato a la presidencia Ricardo Alfonsín le pidió la renuncia al cargo al Dr. Eugenio Raul Zaffaroni, Juez de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.



Amén de ser sintomáticas de un desprecio evidente por parte del Dr. Alfonsín del esquema de división de poderes y el respeto por la independencia de los mismos, las expresiones denotan las intenciones de querer llevarse puesto a puro electoralismo hasta a una eminencia como el Dr. Zaffaroni.



Para Ricardo Alfonsín por lo visto ni siquiera vale la pena escuchar las explicaciones dadas una y otra vez por el Magistrado, a quien se puede atribuir descuido en el manejo de sus propios intereses particulares -como el mismo ha reconocido- pero de ahí a pretenderlo regenteador de prostíbulos como arguyen los sectores conservadores y retrógrados que pretenden su interesada destitución, hay una sideral distancia.



Eugenio Raúl Zaffaroni nunca fue de hablar solamente a través de sus sentencias y probablemente sea eso lo que más perturba a los sectores dominantes y los defensores del status quo. Criticó siempre, y aún hoy lo sigue haciendo, al sistema penal por ser encarcelador de pobres y garantía de impunidad para los poderosos; denunció la complicidad de políticos y funcionarios con el negocio de los estupefacientes y propuso que no se persiga al usuario de drogas sino al narcotraficante; contribuyó con todo su prestigio académico al debate respeto de la baja en la edad de imputabilidad penal, en medio de una terrible campaña mediática que alentaba -y todavía alienta- la prisionalización de la niñez como única y falsa solución al real problema de la inseguridad ciudadana; apoya la sindicalización de las fuerzas de seguridad como manera para terminar con la corrupción de las mafias político-policiales cómplices del delito organizado .Estas y muchas mas razones como estas, entre las que se encuentra su reconocida probidad, independencia de criterio y solvencia jurídica, son las que hacen de Zaffaroni una personalidad para nada digerible para los sectores del poder .



Tampoco es digerible Zaffaroni para Ricardo Alfonsín. Seguramente influyen en que así sea los acuerdos del hijo del ex presidente con Gonzalez Fraga (connotado ex funcionario menemista) y De Narváez (propugnador de la vuelta a la “mano dura”).



Es muy difícil, por otra parte, que Ricardo Alfonsín desconozca la forma transparente en que fuera designado en su cargo Eugenio Raúl Zaffaroni allá por fines de 2004, tan distinta a la forma groseramente corrupta en que llegaron a sus cargos en los noventa del siglo pasado los integrantes de la llamada “Corte Menemista” de los Nazareno, Moliné O’Connor; Vazquez y Guillermo López.



Nuestra provincia conoce de la degradación de su Poder Judicial y la pérdida de su independencia a raíz de las designaciones inconstitucionales, sin concurso de antecedentes y oposición, de los actuales jueces del Superior Tribunal de Justicia del Chaco Ricardo Franco, Rolando Toledo (ex funcionario de la dictadura y ex funcionario del Dr. Rozas) y Ramón Abalos (ex funcionario del Dr. Rozas). Sería una buena ocasión la visita del precandidato presidencial de la UCR en los próximos días para conocer su opinión sobre el papel de sus correligionarios en la actual situación del Poder Judicial del Chaco.



Por nuestra parte, apoyamos la permanencia en sus funciones como Juez de la Suprema Corte de Justicia de la Nación al Dr Eugenio Raúl Zaffaroni y acompañaremos todos los actos de desagravio a su persona que se realicen a lo largo y ancho del país”, concluye el mismo.