Martes, 2 Agosto, 2011 - 14:12

Fin de la angustia en los mercados
El Senado de Estados Unidos aprobó el acuerdo por la deuda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El senado aprobó por 74-26 elevar el techo de la deuda pública, imprescindible para evitar la cesación de pagos. El presidente Barack Obama debe promulgar el proyecto antes de la medianoche. En un mensaje al pueblo norteamericano valoró la medida y dijo que el próximo paso es estimular la economía doméstica.

Después de semanas de negociaciones y con el límite del calendario al extremo, el Parlamento de los Estados Unidos alcanzó un acuerdo que le da al Gobierno una victoria costosa desde el esfuerzo pero básica para poder garantizarse un margen administrativo en el futuro cercano.



Con 269 votos a favor y 161 en contra, la Cámara de los Representantes aprobó la propuesta consensuada por los líderes parlamentarios el domingo con la Casa Blanca. Este martes fue discutida en el Senado.



A un día de la fecha límite para que los Estados Unidos entraran en cesación de pagos, los legisladores de la Cámara de los Representantes lograron aprobar el plan que establece un aumento del techo de la deuda en dos etapas y una drástica reducción del gasto.



Según informó el Washington Post, los republicanos dieron un masivo apoyo a la propuesta, que contó con el respaldo de 269 legisladores, número que a juzgar por las tensas negociaciones previas parecía inalcanzable. En cambio, fueron los demócratas los que mostraron sus divisiones internas, ya que la mitad (95) votó a favor y la mitad en contra. Entre quienes respaldaron la medida, se contó a Gabrielle Giffords, la congresista baleada meses atrás en Tucson (Arizona), que intenta recuperarse del disparo que recibió en la cabeza y que casi la mata.



La Cámara baja presentaba el escenario más peligroso para el plan, ya que está controlada por la oposición republicana, cuya ala más conservadora se manifestó muy disgustada con los drásticos recortes que la propuesta plantea al área de defensa. Sin embargo, el presidente del cuerpo, John Boehner, consiguió convencer a sus correligionarios de la conveniencia del plan.





La discusión continuará en la mañana del martes en el Senado, donde se espera que no surjan demasiados inconvenientes para que el proyecto sea aprobado y enviado al presidente Barack Obama, quien deberá promulgarlo antes de que termine el día; de lo contrario, el país caería en suspensión de pagos.



El acuerdo establece que el techo de la deuda se elevará por un valor mínimo de 2,1 billones de dólares, pero no se podrá incrementar hasta 2013. También prevé un recorte de 2,5 billones de dólares del déficit fiscal para los próximos 10 años, aunque sin el aumento de impuestos que impulsaba el Gobierno.



Al anunciar el acuerdo, el presidente Obama reconoció que no se trataba del plan que él hubiera deseado, aunque destacó la responsabilidad de los negociadores para llegar a un entendimiento a horas del 2 de agosto, fecha límite para evitar la suspensión de pagos.



Este lunes, los mercados internacionales, que habían registrado un alivio con el plan anunciado en la noche del domingo, volvieron dar cuenta de la incertidumbre que provocaban las discusiones parlamentarias y la mayoría de las bolsas del mundo cerraron la jornada en baja. 



En medio de las dudas respecto a la solidez del plan aprobado, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geitner, consideró que "será bueno para la economía a largo plazo".





"Este acuerdo por sí solo no creará empleos. Lo que hay que hacer es evitar causar más daños a corto plazo", afirmó minutos antes de que se votara el proyecto. "Como el presidente se niega a aceptar el tipo de cortes profundos en los gastos que querían muchos congresistas, y como la ley incluye ciertas economías a largo plazo, esto mejorará la situación con el tiempo", explicó. 



Fuente: Infobae