Martes, 2 Agosto, 2011 - 07:56

Capitanich buscará brindar previsibilidad a productores a través de la Mesa Algodonera Nacional

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Gobernador provincial solicitará al ministro de Agricultura de la Nación, Julián Domínguez, la urgente convocatoria a la Mesa Algodonera Nacional. El mandatario planteará dos temas claves para el sector: la sanidad vegetal y los precios de la producción.

De esta manera, el primer mandatario chaqueño se puso al frente de las demandas de la principal provincia productora del textil tras reunirse esta noche durante más de dos horas con representantes de todos los eslabones de la cadena algodonera.



Mañana martes, a las 21, habrá una nueva reunión, esta vez del Comité Técnico encabezado por representantes del Ministerio de la Producción, el SENASA y el INTA, para comenzar a analizar y definir una estrategia sanitaria en el marco del plan de lucha contra el picudo algodonero.



Al nuevo encuentro acudirán representantes de las 32 comisiones zonales de lucha contra el picudo y podrían sumarse nuevos actores como la Bolsa de Comercio del Chaco. También el gobernador Capitanich propuso sumar a referentes de las empresas de venta de agroquímicos.



CAPITANICH AL FRENTE DEL PEDIDO PROVINCIAL

“El gobernador liderará el pedido de todos los eslabones de la cadena algodonera al ministro de Agricultura de la Nación, para convocar a una reunión con todos los actores relacionados con dos temas centrales: la sanidad vegetal, por el avance del picudo en nuestra provincia; y cómo sostener un precio razonable”, trazó luego del encuentro el ministro de Producción y Ambiente, Enrique Orban, quien acompañó a Capitanich en el panel central junto a Eduardo Aguilar, ministro de Economía.



Por otra parte, acerca del nuevo encuentro programado para mañana, el funcionario adelantó que buscarán definir una estrategia sanitaria para la compra de trampas de feromonas y otras acciones relacionadas a la lucha contra el picudo que, en conjunto con los productores, se pondrán en práctica desde este mismo año en la provincia.



Por otra parte, acerca del avance de la destrucción de rastrojos, Orban resaltó el aporte de la provincia en materia de controles y la contribución extra con 650 mil litros de gasoil, que son distribuidos para ayudar a los pequeños y medianos productores a cumplir con las normas sanitarias.



ESTRATEGIAS DE ACCIÓN DIRECTA

En el Salón Obligado de Casa de Gobierno, Capitanich encabezó esta tarde-noche la reunión con los miembros de la cadena algodonera, en la cual se trataron temas puntuales para la campaña que finaliza y se determinaron estrategias para afrontar la próxima a iniciarse. Del encuentro participaron representantes de todos los eslabones de la cadena algodonera: cooperativas, productores, desmotadores, industriales y también organismos de control y promoción de las políticas productivas.



El objetivo del encuentro fue realizar una evaluación de la campaña algodonera que finaliza y generar las condiciones benéficas con perspectiva a la siembra para la próxima campaña. En el inicio de la reunión, Capitanich expuso cuatro estrategias de acción en base a las cuales propuso trabajar con vistas a la próxima campaña: sanidad vegetal, precios, financiamiento y aplicación de un paquete tecnológico.



En materia de sanidad vegetal, el primer mandatario priorizó la destrucción de rastrojos como principal medida contra la proliferación del picudo algodonero. En este sentido, convocó a garantizar la distribución de trampas de feromonas para lo cual aseguró se está trabajando con el financiamiento para pequeños productores. “No puede haber destrucción de rastrojos si no hay capacidad efectiva de financiamiento”, sentenció. 



En cuanto a precios, el gobernador destacó que es necesario fijar un valor de referencia porque “si no damos señales de montos tenemos fuerte reducción de superficie y, como consecuencia, problemas nuevamente para remontar la escala”. 



Con respecto al financiamiento del Fondo Algodonero, Capitanich destacó que aspira a generar las condiciones que permitan contar en tiempo y forma con la asignación de recursos necesarios para esta campaña.



Por último destacó la importancia de la aplicación de un paquete tecnológico que incluya prácticas como la rotación con gramíneas, mecanismos de recolección y de aplicación de agroquímicos. En este sentido, aseguró que “se puede obtener una mayor tasa de rentabilidad a partir de la aplicación de un paquete tecnológico incorporado”. 



“Si no hay un alto nivel de consenso en toda la cadena y no tenemos un sistema razonable hacia el futuro, podemos tener fuertes fluctuaciones desde el punto de vista de la superficie sembrada, de la tasa de rendimiento y de la capacidad de abastecimiento tanto en el mercado doméstico como en la utilización de excedente para el mercado internacional”, analizó finalmente Capitanich.



MERCADO VOLÁTIL

“Hoy tenemos precios deprimidos con respecto a marzo-abril de este año. La idea es ver cómo termina esta campaña y cómo fijamos algún valor testigo para que el productor tenga previsibilidad para el año que viene”, trazó el ministro por su parte el ministro Orban.



Es que de los 2,15 dólares por libra que marcaba en marzo a los 98 centavos en los que se cotiza ahora el algodón, nunca ha existido una volatilidad semejante a lo largo de la historia.



La oscilación del precio se hizo particularmente evidente durante este año. Impulsado por las malas cosechas en Asia, su precio objetivo alcanzó un tope histórico que hace 140 años no se veía. Tocó techo el pasado 4 de marzo y, desde ese día, la materia prima cayó en un 58%. El motivo nace del descenso en la demanda, provocado por el incremento exponencial del algodón en los últimos dos años, cuya cotización se ha cuadruplicado.



En ese contexto, desde junio pasado el gobierno provincial decidió incursionar en el mercado local, ante todo para ofrecer una alternativa a los pequeños productores. Por eso, a través de la Fiduciaria del Norte, comenzó la compra de algodón. El objetivo de la estrategia fue sostener los valores para que el pequeño y mediano productor obtenga los beneficios de su esfuerzo y es, a la vez, una manera de sostener el precio del textil como así también brindar la confianza necesaria para la próxima campaña.



LOS PRESENTES

Participaron de la reunión los ministros de Economía, Eduardo Aguilar y de la Producción, Enrique Orban; el asesor del Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Pellegrino; el subsecretario de Agricultura de la provincia, Pedro Jover; el presidente de la Unión Industrial del Chaco, Francisco Lobera; y el presidente de Fiduciaria del Norte, Patricio Fiorito.



Asistieron también el presidente de la Asociación Desmotadores del Chaco, Juan Carlos Núñez; el presidente de la Unión de Cooperativas Algodoneras Limitada (UCAL), Vladislao Romanchesky; Andrea Kobelak, de Genética Mandiyú; Carlos Jakes, presidente de la cooperativa La Unión Limitada; Marcelo Polak, de la Fundación Lucha contra el Picudo Algodonero (FULCPA); Gerardo Valenti, del Grupo Sojico. 



Además estuvieron presentes Josefa Marinich coordinadora para el NEA del Instituto Nacional de Semillas (INASE); Emir Saúl Reche, gerente de UCAL y Omar Farana, titular de la delegación Federación Agraria de General San Martín y técnicos del INTA.