Lunes, 1 Agosto, 2011 - 18:24

El Ejecutivo vetó modificación de la Ley del Estatuto del Docente

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El gobernador Jorge Capitanich, vetó en forma total la Ley 6.846 por la cual se pretendía incorporar a los docentes de materias especiales para concursar cargos jerárquicos, por considerar que “la preparación de un profesor de educación primaria es el que reúne el perfil adecuado para desempeñarse en cargos directivos”.

Al respecto el gobernador sostuvo que “la educación primaria posee características propias bien definidas con un diseño curricular que integra en sus fundamentos, los lineamientos de la Constitución Nacional, la Ley de Educación Nacional Nº 26.206, la Ley de Educación Provincial Nº 6.691 y otras normas legales que rigen la formación del profesional que la va a impartir. De acuerdo a estas bases legales, los planteamientos curriculares y los principios del modelo educativo se plantean a la educación y sus objetivos desde una visión pedagógica totalizadora”.



“En ese sentido –continuó diciendo- el aprendizaje que implica la formación del profesorado de Educación Primaria tiene en cuenta no solo estos aspectos sino el trabajo de una institución escolar desde una perspectiva organizativa integradora y globalizadora que asegure la coherencia y continuidad de los aprendizajes en las distintas etapas evolutivas del niño, facilitando su promoción a otros niveles educativos de mayor complejidad e independencia, a través de la integración de áreas académicas diferentes que en los primeros años de estudio, no tienen espacio determinado en el diseño curricular, formación ética y ciudadana, educación sexual integral entre otros”.



Por otra parte precisó que “por un lado integra conocimientos que se organizan en torno a las cuatro áreas fundamentales: matemáticas, lengua, ciencias sociales y ciencias naturales; aprender a convivir y aprender a hacer en los cuales se integran las competencias cognitivas –intelectuales; cognitivas-motrices y cognitivas afectivas, con el fin de lograr una formación integral del educando. Y por otro lado, entre las realidades particulares que enfrenta el docente de nivel primario se encuentran: las escuelas plurigrados, bilingües, interculturales, de adultos del nivel primario, en contexto de encierro, hospitalarias, entre algunas de las modalidades establecidas desde los nuevos marcos jurídicos en materia educativa. Cada una de estas modalidades enunciadas representan todo un desafío par la formación inicial y continua del profesor de educación primaria a fin de lograr una intervención docente adecuada, fundada en los saberes significativos para dichos contextos y que es más abarcativo que la organización curricular tradicional, y que son reflejos de la política educativa que se imprime en los nuevos planes de formación inicial del nivel en cuestión”.



Por último considera que “ante lo expuesto es menester considerar que la preparación de un profesor de educación primaria es el que reúne el perfil adecuado para desempeñarse en cargos directivos, sin menoscabo de otros docentes de distintas áreas especiales, con formación tan especializada y única, en la que no se contempla la integralidad que el nivel requiere”.