Lunes, 1 Agosto, 2011 - 07:31

Obama anuncia un acuerdo de los líderes del Congreso sobre la deuda

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los líderes de los partidos Republicano y Demócrata en el Congreso de Estados Unidos llegaron a un acuerdo para elevar el límite de endeudamiento del gobierno, según lo anunció el presidente Barack Obama.

El acuerdo establece que el techo de la deuda sea elevado en US$2,4 billones hasta después de las elecciones del próximo año y plantea una reducción del gasto público en un monto similar durante los próximos diez años.



El acuerdo establece la formación de un comité de ambos partidos para establecer los recortes.



El presidente Obama señaló que éste no es su acuerdo preferido pero agregó que se trata de un comienzo.



El acuerdo debe ser aprobado por ambas cámaras del congreso estadounidense y se espera que así lo hagan este lunes.



De esta manera, Estados Unidos alejaría el riesgo de caer en una cesación de pagos y el mundo económico podría respirar aliviado por ahora.



Sin embargo, Jane O'Brien de la BBC dijo que será difícil vender el paquete, debido a que varios representantes demócratas y republicanos mantienen su oposición a varios aspectos del mismo.



"A muchos congresistas del Tea Party los recortes les parecerán insuficientes y a muchos demócratas les indignará que el plan no contenga aumentos de impuestos", añadió.



Un paso, pero no el final



Estados Unidos limita por ley el monto total de la deuda que su gobierno puede acumular con el fin de pagar sus deudas, y éste sólo puede ser modificado con la aprobación de las dos cámaras del Congreso.



Ahora el máximo de endeudamiento es de US$14,3 billones, una cantidad que, de no ser ampliada, sería insuficiente a partir del martes y el país podría verse en una situación en la que no podría pagar a sus acreedores.



En general, la aprobación para elevar el techo de la deuda es un trámite rápido, pero en esta ocasión, los miembros del Tea Party exigieron una serie de recortes radicales, lo que generó el rechazo de la Casa Blanca y del partido Demócrata.



La discusión quedó empantanada por varios semanas y Estados Unidos estuvo cerca de generar una crisis económica mundial hasta que Obama anunció el acuerdo en las últimas horas del domingo.



Paul Adams, de la BBC, dijo que la crisis, sin embargo, ha dejado su huella, ya que la autoridad del presidente Obama y la imagen del Congreso han quedado dañadas y los acreedores han sido testigos de cómo "los políticos estadounidenses han llevado a la economía más grande del planeta al borde del precipicio".
Fuente: 
BBC Mundo