Domingo, 31 Julio, 2011 - 10:49

Casi 100 muertos suma la crisis en Siria

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El Ejército abrió fuego contra civiles en una violenta incursión en Hama, ubicada al noroeste del país. El Gobierno ordenó cortar los servicios de electricidad y agua. Desde marzo, fueron asesinadas más de 1.600 personas.

Al menos 95 civiles murieron y decenas resultaron heridos tras la irrupción a primeras horas del domingo de tanques del Ejército sirio en la ciudad de Hama, situada al noroeste del país, según informa Reuters citando los testimonios de varios testigos. La población se encuentra sitiada desde hace casi un mes en represalia contra las manifestaciones que piden el fin del régimen del presidente Bachar El Asad.



Residentes del lugar contaron que los carros de combate disparaban a un ritmo de unos cuatro disparos por minuto a la población civil. La electricidad y el agua habían sido cortadas en los barrios principales, una táctica habitual del Ejército sirio en otras intervenciones en diversas localidades del país.



Uno de los testigos, un doctor que no quiso seridentificado por miedo a represalias, aseguró que "los tanques están atacando desde cuatro frentes, disparando indiscriminadamente y aplastando los bloques de piedra colocados por los ciudadanos en las calles". Según esta fuente, los francotiradores se colocaron en los tejados del edificio de la compañía eléctrica y de la prisión.



Bachar El Asad está intentando aplastar la revolución contra su régimen que prendió el marzo tras el ejemplo de Túnez y Egipto. Las autoridades sirias expulsaron a la mayoría de los periodistas independientes, por lo que resulta difícil verificar la información de lo que sucede en el país.







El Gobierno sirio culpa a los rebeldes de ser terroristas y de haber matado a 500 soldados y miembros de las fuerzas de seguridad. El grupo de activistas Avaaz aseguró la semana pasada que las fuerzas de El Asad mataron a 1.634 personas durante la represión de los últimos meses. Avaaz añadió que otras casi 3.000 habían desaparecido y unas 26.000 habían sido torturadas







Hama fue el escenario donde en 1982 las tropas del padre del presidente Bachar el-Asad, Hafez al-Assad, mataron al menos a 30.000 personas para reprimir una revuelta liderada por los Hermanos Musulmanes. La masacre fue conducida personalmente por el hermano menor del presidente, Rifaa el Asad. El embajador de Estados Unidos en Siria, Robert Ford, visitó la ciudad durante este pasado julio en un gesto de apoyo internacional hacia lo que describió como "manifestaciones pacíficas en favor de la democracia".
Fuente: 
Infobae