Sábado, 30 Julio, 2011 - 20:55

Correo de nuestros lectores
A Capitanich, con un toque de humor
Sr. Gobernador: ¿Fue Usted?

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Se lo pregunto, Gobernador Capitanich, porque después recibir su Carta Documento, ayer por la tarde, quedé pasmado, obnubilado. Lo primero que me dije fue: “¡No puede ser!¡No lo puedo creer!¡El Gobernador de la Provincia del Chaco me ha escrito una carta a mí!.

Claro. No fue demasiado linda. Eso de apercibirme con una “querella criminal” no me gustó mucho. Pero bueno. Tampoco se puede pedir todo ¿No?.



Pero igual, emocionado como estoy, quise compartir esta increíble novedad en mi vida con todos los amigos que leen esta página. Compartir con ellos pero, además, remarcar algunos detalles, seguramente para envidia de muchos. Por ejemplo. No tengo dudas de que es un hombre muy ocupado. 



Sin embargo, parece que desde hace bastante me ha tenido presente. Se lo reconozco. Más todavía. Se ve que ha sacado tiempo de donde no lo tiene y fue escribiendo su breve pero consistente carta, muy pero muy de a poco. Fíjese que yo la recibí ayer 28 de Julio de este año 2011 y usted... usted resulta que la escribió hace más de un año, el 21 de julio del 2010. ¡Admirable!. 



Además, otro detalle imperdible. No fue un mero abogado suyo el que me mandó la carta. No señor. Fue usted mismo, en persona, el que se acercó al Correo Argentino, se dirigió al mostrador, exhibió su documento de identidad (por si hubiera algún desubicado que no lo conociera), estampó su firma y puso su sello personal: Jorge Milton Capitanch –Gobernador- Provincia del Chaco. ¡Increíble!. Claro. No puso su número de documento. Pero, la verdad... ¿Para qué? Me estaba enviando esa carta en su calidad de Gobernador. ¿Qué necesidad había de entrar en esos detalles burocrático que exige el correo para quienes tienen que despachar una carta documento?.

 

Pero igual, sabe, me quedó una duda. Tal vez, en alguna oportunidad lo podamos charlar. Digo esto porque en el “remitente” del formulario, usted puso su nombre completo y fijó un domicilio en la calle Echeverría. Como corresponde. Como un ciudadano común. Como cualquiera de nosotros. Pero... y acá viene la duda: si la carta la firmó como Gobernador ¿No correspondería que el domicilio que usted puso en el remitente fuera, en realidad, el que corresponde a la sede que le es propia en virtud del cargo que detenta?. Pero bueno. 



Seguramente da lo mismo. Son esos detalles insignificantes que –al fin y al cabo- ni se para qué se los estoy mencionando. Ahora si: como le dije al principio, esto de apercibirme con una “querella criminal” si no le doy los datos del Sr. Waldelow, por haber publicado en mi blog personal (www.chacomundo.blogspot.com) algunas de sus columnas de opinión que -según usted me dice en su carta- le han resultado agraviantes e injuriantes... bueno, eso ya no me gustó tanto. Pero quédese tranquilo. Ni bien pueda voy a escribirle, téngalo por seguro; y usted va a recibir la respuesta que tanto ansía y merece. 



Y, por las dudas, no crea que me trago lo que dicen algunos mal intencionados, que me quieren convencer de que su carta, tan largamente meditada, no es otra cosa que un apriete por los artículos que publicamos en el blog. Nada que ver. Y usted, si llegara a escuchar cosa semejante, por favor se lo pido, no les preste atención. Por último, por si hubiera algún desconfiado y envidioso que descrea de la atención que usted a tenido para conmigo al enviarme una carta personal, inserto la misma a continuación. Lo saludo con el afecto de siempre... y con un poco de humor.