Domingo, 31 Julio, 2011 - 08:02

Los porteños ya están votando, esta vez para definir el balotaje entre Filmus y Macri

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

Los 2,5 millones de electores habilitados vuelven a ejercitar el sufragio este domingo, para definir entre Mauricio Macri y Daniel Filmus quién será el jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires para los próximos cuatro años. La diferencia por remontar para el candidato del FpV es de 20 puntos.

El actual titular del Ejecutivo porteño, Mauricio Macri, y su compañera de fórmula, María Eugenia Vidal, lograron el 47,07 por ciento de los votos en la primera vuelta disputada el pasado 10 de julio, mientras que el candidato del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Filmus -acompañado por Carlos Tomada- obtuvo el 27,87, según el escrutinio definitivo.



De esta manera, las dos fórmulas más votadas quedaron habilitadas para participar del balotaje previsto en la Constitución porteña, al no haber alcanzado ningún binomio el 50 por ciento que la ley establece para ganar directamente.



En la primera vuelta, votó el 73,15 por ciento de los 2.486.991 ciudadanos habilitados para sufragar en 5624 mesas distribuidas en 623 locales en todo el territorio porteño.





Para la elección del domingo, Macri aspira a superar su performance del 10 de julio para lo que convocó a ir a las urnas masivamente, mientras que Filmus busca achicar la brecha de 20 puntos que lo separó del jefe de Gobierno en la primera instancia electoral.



Durante estas tres semanas de campaña ambos postulantes buscaron apuntar, sobre todo, a la porción del electorado que votó en primera vuelta al líder de Proyecto Sur, Fernando `Pino` Solanas -que obtuvo el 12,82 por ciento de los sufragios- y aquellos 26 mil porteños que votaron en blanco.



La fuerza de Solanas no apoya a ninguno de los dos candidatos de cara al balotaje y dejó en libertad de acción a sus votantes.



En tanto, la Coalición Cívica no logró una postura común frente a los comicios del domingo, ya que mientras su líder Elisa Carrió apoyó a Macri, la candidata porteña María Eugenia Estenssoro -que alcanzó el 3,31 por ciento de los votos- dijo que con el titular del Ejecutivo porteño "tiene más diferencias que similitudes".

La postulante de la UCR, Silvana Giudice -con el 2,04 por ciento- se pronunció a título personal a favor del actual jefe de gobierno, pese a que la mesa de conducción de la UCR porteña decidió no manifestarse a favor de ninguno de los postulantes.



Jorge Telerman -que logró 1,76 por ciento- también aclaró a título personal que no apoya a ninguno de los dos, pero renovó sus criticas a Macri.



Los últimos días estuvieron teñidos por la denuncia judicial de Filmus sobre la existencia de una supuesta "campaña sucia" en su contra por parte del macrismo, que investiga la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría, quien aceptó al ex ministro de Educación como querellante.



El candidato del FPV denunció a Macri y a su principal asesor electoral, Jaime Durán Barba, como promotores de una encuesta telefónica maliciosa que vinculaba falazmente a su padre, Salomón Filmus, con Sergio Schoklender.



El de este domingo será el tercer balotaje que se dispute en la ciudad: los anteriores ocurrieron en 2003, cuando Aníbal Ibarra se impuso a Macri por 53,5 por ciento contra 46,5 en segunda vuelta; y en el 2007 cuando el actual jefe de gobierno obtuvo el 60,96 por ciento sobre Filmus que logró el 39,04 por ciento.



En el año 2000, no se llegó a realizar el balotaje entre Ibarra y Domingo Cavallo, ya que el ex ministro de Economía desistió de presentarse.



El comicio de mañana se desarrollará entre las 8 y las 18 horas en todo el territorio de la ciudad autónoma de Buenos Aires.



Según informó la secretaría electoral del Tribunal Superior de Justicia de la ciudad, se deberá votar en el mismo lugar y mesa que el 10 de julio, y aquellos electores que no votaron en la primera vuelta tienen el derecho y el deber de hacerlo en el segundo turno, hayan o no justificado no haber votado.



En tanto, las autoridades de mesa que participaron de la primera vuelta tienen la obligación de volver a presentarse este domingo para cumplir nuevamente esa función, y se recordó que la ausencia injustificada es considerada un delito electoral sancionado con pena de prisión.