Viernes, 29 Julio, 2011 - 13:00

Mensaje de Obama "calmó las aguas": Wall Street moderó sus bajas; el Merval subió 0,8 %

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El presidente norteamericano exhortó a los legisladores a resolver la situación de la deuda de ese país para evitar caer en default. “Se está acabando el tiempo, ahora es el momento de comprometerse”, instó. La caída de más del 1 % de los bonos estadounidenses se frenó.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que "cualquier solución" que permita evitar que el país caiga en default "tiene que ser bipartidaria", es decir, impulsada tanto por demócratas como republicanos.



En una presentación ante las cámaras en la Casa Blanca, Obama rechazó una vez más el proyecto que los republicanos están avanzando en la cámara baja y que prevé un elevamiento temporal del límite de endeudamientos.



"Hay muchas formas de salir de este desastre, pero se está acabando el tiempo", advirtió el presidente. "Si no llegamos a un acuerdo, podemos perder el rating AAA del país", añadió.



LAS BOLSAS


El Dow Jones y el S&P500 que caían más de 1% ahora ceden sólo 0,3% y 0,1%, respectivamente. El Nasdaq que también perdía más de 1%, avanza 0,1%. Sucede luego de que Obama presionara al Congreso a alcanzar un acuerdo que evite un default. Los mercados de Europa moderan sus retrocesos, Fráncfort cede 0,6%, Londres 0,8%, Madrid 0,01% y París 1,9%. La bolsa de Tokio resignó 0,7%.



Además las acciones estadounidenses recortan pérdidas en la mañana de viernes, luego de que el S&P 500 tocó brevemente el promedio móvil de los últimos 200 días, que se considera un soporte clave para el mercado.



Las acciones europeas también recortan sus pérdidas después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijera que está confiado en que se alcanzará un acuerdo político para elevar el techo de la deuda del país que evitaría una cesación de pagos.



Previamente, los principales índices de las acciones estadounidenses llegaron a caer más de 1 por ciento, y estaban en camino a anotar su peor semana en casi un año, debido a un crecimiento económico menor al esperado y al estancamiento en las negociaciones sobre deuda.



Los inversionistas se mostraban nerviosos por la falta de un acuerdo para elevar el techo del endeudamiento estadounidense que evitaría que el país caiga en cesación de pagos. La fecha límite es el 2 de agosto.



A eso se sumó el dato de PBI del segundo trimestre, que mostró un ritmo de crecimiento de la economía más lento de lo previsto, mientras que el gasto del consumidor apenas subió por los altos precios de la gasolina.



En Europa, el apetito de riesgo de los inversores se vio reducido también por unos resultados de empresa desalentadores así como por el anuncio de Moody's de una revisión para una posible baja de la calificación soberana de España.



"Están saliendo una serie de advertencias de ganancias inesperadas de empresas que se consideraban fuertes y el mercado no está teniendo piedad", expresó Patrice Perois, operador de Kepler Capital Markets.



"Las personas están inquietas por la crisis de deuda de ambos lados del Atlántico, pero al mismo tiempo los análisis técnicos muestran que los índices no están sobrevendidos, así que todavía hay recorrido bajista", agregó.



En tanto, la Bolsa de Tokio registró una caída de 0,69%, en un mercado perturbado por el aplazamiento de una sesión de la Cámara de Representantes de Estados Unidos que debía pronunciarse sobre la deuda norteamericana. Al cierre, el índice Nikkei de los 225 principales valores bajó 68,32 puntos, a 9.883,03 puntos.



MERVAL


En cuanto al mercado local, el índice Merval asciende a 3.297,62 unidades y revierte baja inicial. El riesgo país aumenta 1,5% a 590 puntos.
Fuente: 
Ambito Financiero.