Jueves, 28 Julio, 2011 - 15:02

Los ex y actuales K en veredas opuestas
CFK y Alberto Fernández, más lejos que nunca

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

En el libro biográfico "La Presidenta" de Sandra Russo, se lo califica de “traidor” a Aberto Fernández y en respuesta el ex jefe de Gabinete respondió con duras acusaciones a CFK a través de una carta abierta. Por su parte Romina Picolotti, ex secretaria de Medio Ambiente, defendió a Fernández.

En el texto se consignan unas frases que despertaron la indignación del máximo hombre de confianza que tuvo Néstor Kirchner durante su campaña y presidencia. Según consta en la misiva, Cristina habría acusado a su ex ministro coordinador de: no apoyar su candidatura presidencial en 2007, operar a favor del Grupo Clarín, y de entorpecer el progreso de la nueva ley de medios.



El ex funcionario destacó: "Leí sus expresiones con pesar. Se trata exactamente del pesar que provoca descubrir la mentira en boca de una persona con quien se ha compartido una etapa central de la vida del país".



Alberto Fernández desmiente haber tenido vínculos "políticos, profesionales o económicos" con el Grupo Clarín ni haber sido su "vocero". Luego, tras recordar cómo acompañó el inicio de la carrera de Néstor K., subrayó: "Sólo respondí a sus órdenes y no defendí ningún otro interés".



Y lanzó: "Los argentinos sabemos de sus cruzadas. Algunos, incluso, la hemos acompañado en muchas de ellas. Créame que no hace falta fabular batallas para parecer heroica". 



Asimismo, la severa respuesta de Fernández compara el Gobierno oficialista con el Estado descripto en la novela "1984" de George Orwell. Allí, "existe un 'Ministerio de la Verdad' dedicado a manipular o destruir los documentos históricos, para que las evidencias del pasado coincidan con la versión que de la historia quiere imponer el gobierno en cada coyuntura". 



"Tal vez sus aseveraciones pueden entenderse como un intento de trastocar lo ya sucedido y construir una historia que, acomodada a sus actuales conveniencias, le haga más llevadero aquello que le resulta difícil de explicar", apuntó.



Por último, el ex funcionario que se desempeñó en su cargo entre 2003 y 2008, afirmó creer que la Presidenta "construye un relato propio sobre la realidad que ampare el mundo dual en el que vive". "No voy a poder dar por cierta la historia novelada que nos propone como verdad absoluta", concluyó. 



PICOLOTTI DEFENDIÓ A FERNÁNDEZ Y MARCÓ LA DIFERENCIA ENTRE NÉSTOR Y CRISTINA

Por su parte, la ex secretaria de Medio Ambiente, Romina Picolotti, desmintió esta mañana que su “padrino político” en el Gabinete K, Alberto Fernández, haya sido un “vocero” del Grupo Clarín como dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en su biografía autorizada.



"Yo solamente trabajé nueve meses con Cristina Fernández”, recordó la funcionaria. “Se notó la diferencia (con relación al gobierno de Néstor Kirchner) cuando hubo un cambio de jefe de Gabinete, se sintió enormemente”, añoró.



“Había una obediencia debida. Como se había perdido el rumbo, dejaron de entenderse las instrucciones”, señaló Picolotti. “Me imagino que (Alberto Fernández) sintió que ya no podía ser escuchado. Cuando él salió del gobierno, se perdió la brújula”, recordó.



“Comparto la desazón de Alberto. Me consta, lo quiero decir con todas las letras, que no ha sido en ningún momento vocero del Grupo Clarín. Pretender lo contrario es una barbaridad”, agregó.



Al mismo tiempo, indicó que ella fue “especial objetivo del Grupo Clarín porque controlaba Papel Prensa. No era un ataque del Gobierno entrar en PP. Una país tiene que controlar su industria”, dijo la ex secretaria de Medio Ambiente que debió renunciar después de que Clarín revelara un caso de corrupción en su área. 



La relación entre el hombre de confianza de Kirchner y Cristina, se percibía débil por unos momentos y tensa por otro. Pero tras el cruce de acusaciones, el quiebre sería inminente.